viernes, 31 de diciembre de 2010

La fe que enciende las hogueras



Allá vamos. Al 2011, a la profundización del modelo, a hacer crecer lo mejor del kirchnerismo. Hasta la victoria siempre Néstor.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

El pejotismo, enfermedad infantil del peronismo

Una regla de oro para hacer política dentro del movimiento peronista es proclamar que lo que uno hace es el auténtico peronismo, y que los otros son los traidores. Esto fue siempre así, y así lo explicaron Cafiero, cuando se enfrentó a Herminio en el '85; y a su vez Herminio, cuando dijo que lo iba a tener que aguantar dentro del peronismo, no del Partido Justicialista.

Desde la muerte de Néstor hemos visto un recrudecimiento de una actitud nefasta, que es la de bancar acríticamente lo que haga cualquiera que se autodenomine peronista. En particular, de aquellos que llamamos peronistas ortodoxos, por no decir conservadores. Como si esta actitud fuera a ayudar a la construcción del proyecto nacional y popular.

No vamos a descubrir la pólvora diciendo que el peronismo es un movimiento, no un partido. No existe, por lo tanto, una doctrina. Ni siquiera lo sustentan las 20 Verdades. Desde su mismo nacimiento, el peronismo es una mezcla fabulosa de sectores conservadores y progresistas. En su origen se mezclaron, pero no revolvieron, caudillos conservas provinciales, fachos del catolicismo preconciliar, sindicalistas del laborismo, radicales yrigoyenistas y socialistas y comunistas populistas. Fue esa mezcla que le dio su impronta original y revolucionaria. Estos sectores progresistas no lo han sido en el sentido despectivo que se le da hoy, sino en el del pensamiento nacional y popular. Estamos hablando de Jauretche, Scalabrini, Savio, Mercante, Borlenghi. Son ellos, junto a Evita los que le dan al peronismo su carácter revolucionario. Ninguno de ellos se confundió de adónde tenían que apuntar, ni con quienes eran los enemigos del proyecto. Evita los definió muy bien: "los gorilas de dentro". Aquellos que, definiéndose como peronistas, esterilizaban al movimiento nacional y popular y lo hacían conservador.
El primer período peronista pare dos hijos pródigos: el movimiento obrero peronista, y la izquierda peronista. Ambos maduran y crecen, al punto de llegar a disputarle al propio Perón la orientación del movimiento. Vandor propone, en los '60s, un "peronismo sin Perón". La izquierda peronista propone a Perón como "filósofo de América", ante el proceso electoral del '73. Ambos tienen cruces sangrientos con la ortodoxia. Ambos son obligados a tragarse sapos y muertos. Ambos aprenden que hay que esconder esas heridas. El movimiento obrero no se olvida del asesinato de Vandor, pero prefiere hablar en voz alta de Rucci. La izquierda peronista prefiere olvidarse de Almirón, López Rega e Isabel, y masculla en voz baja sobre la expulsión/ida de la Plaza. Todo el peronismo sabe que "no hay que sacar los pies del plato", como recomendó Perón. Que en épocas de auge, hay que quedarse cerquita de quien tiene la manija, y esperar el turno para manotear algo. Todos los dirigentes saben que la traición está a la vuelta de la esquina. Y que no hay nada malo en eso. Es la regla del juego.
Los dirigentes peronistas ortodoxos, que hasta el 27 de octubre a la mañana estaban conspirando para imponer Scioli 2011, tuvieron que comerse la reacción popular que dejó bien en claro que lo que queremos es continuar el proyecto nacional y popular llevado a cabo por Néstor y Cristina. Todos ellos se alinearon, particularmente cuando vieron que las encuestas le daban mejor a Cristina que al Manco.
Por eso no entendemos la sobreactuación pejotista de algunos compañeros, tratando de hacernos creer que el carnet apolillado del PJ es lo que atrae a los miles de pibes que hace dos meses fueron a decirle adiós a Néstor.
Estos muchachitos son kirchneristas. Algunos hasta extienden su simpatía al peronismo en general. Pero seguramente que se reirían bastante con las 20 Verdades. Son el siglo XXI. Son derechohumanosos, usan remeras del Che, están a favor de la despenalización del consumo, de los derechos de las minorías, son antiyuta y antimilico. Poquito en común con el ortodoxo peronista.

Muchos de nosotros bancamos a este proyecto en la calle, en el laburo, en nuestro barrio. Particularmente en las malas. En las calles, contra los ruralistas, éramos poquitos. PJs había muy pocos. Muchos capitostes y no tanto criticaban a Cristina por "pelearse con todos", y no "darle un poco a todos". Miraban para otro lado con los golpistas haciendo la pata ancha. Por eso, que vengan algunos a blandirnos el carnet en la cara, y a llamarnos oportunistas y progresistas nos da bastante por las bolas. Cuando descubran, nuevamente, que Insfrán, Verna y los otros no son kirchneristas, y que estemos volviendo a los '90 en Menemóvil, va a ser tarde.

Menos mal, Cristina sabe muy bien de qué se trata el juego. Y sabe leer la realidad con enorme lucidez. Como también lo han sabido Mario Secco, el Barba Gutiérrez, Martín Sabatella. Embarrándose sin perder las convicciones, o dejarlas en la puerta de la casa de gobierno.
Progresismo Nacional y Popular, como entendemos.

martes, 28 de diciembre de 2010

A mover el culo

A mis compañeros del Centro Cultural Oesterheld.


Movilizados. Así nos deja este 2010, así vamos a transitar el 2011. Así nos encontró la calle hace dos meses, cuando Néstor se murió y lo despedimos de la forma que un compañero merece: poniendo el cuerpo hasta el final, como supo hacer él.

Pero el 2010, además del año en que perdimos a Néstor, fue el año en que definitivamente transformamos la marcha en baile. Ese paso, a veces rabioso y a veces cansino, con el que caminamos tantos años empezó a ser otra cosa. Porque mirá que pisamos la calle, y gritamos y saltamos tanto tiempo. Lo hicimos en las Marchas Federales de los 90, y cuando gobernaba la Alianza. Y en el 2001 nos paramos en calles y rutas, y después tuvimos que correr para que no nos tocaran las balas ni los gases. En el 2002 fuimos muchos los que gastamos varias suelas de tanto marchar. Paso a paso sobre el puente Avellaneda bajo la lluvia infinita, después de los asesinatos de Darío y Maxi. Recuerdo haber marchado dos veces en un mismo día para repudiar las misiones del FMI.

El 25 de mayo de 2003 mis pies se detuvieron en Plaza Congreso para escuchar al hombre a quien- desesperanzadamente- había votado para Presidente. Pero éramos pocos, sueltos. Cuando llegó el 24 de marzo de 2004 fuimos más, y nos mecimos tímidamente, sorprendidos por el Himno de Charly en el acto de creación del Espacio para la Memoria en la ESMA. Ese día empezó una dinámica de actos y fiestas a la que no estábamos acostumbrados, y el siguiente 25 de mayo nos encontramos con la celebración, algo ausente de las calles por décadas. Hasta ahí, la asociación de “calle” y “fecha patria” me traía el lejano recuerdo de los desfiles militares. Aquel 25 empezó a recortarse el pueblo, que fue a la Plaza y recuperó la Marcha de San Lorenzo cantándola a los gritos mientras tocaba la banda de los Granaderos.

Sin embargo, aún no salíamos de la dispersión. Lo hicimos a la fuerza en el 2008, porque la embestida oligárquica vestida de campo nos hizo entender que nuestra lucha era la más elemental: la necesaria para la supervivencia de un proyecto en que se jugaba nuestra posibilidad de ser felices (porque siempre lo supimos, nuestra felicidad no se juega en términos individuales). Y otra vez pisar la calle fue una cuestión de aguante, de demostrar que éramos más, que esta vez no nos iban a atropellar, que estábamos dispuestos a bancar días y días de marcha, pero que no daríamos ni un paso atrás. En esos días nos empezamos a sorprender con el encuentro de quienes no hubiéramos podido imaginar con nosotros, porque creíamos que no les interesaba o porque habíamos caminado callejones tan distintos. Pero lo más sorprendente fueron los desconocidos. Y claro, no había manera de tenerlos vistos de antes porque eran pendejos. Muchos. Muchísimos.

En las celebraciones del Bicentenario estuvieron nuestros pies, curtidos de marchar, y estuvieron los de los pibes. Pero también hubo millones de otros, de ese pueblo que hace años era un interrogante, más un “¿el pueblo dónde está?” que un “si este no es el pueblo” Bueno, acá estaba. Y estaba bailando. Como bailó Cristina desde el palco. Como bailamos tantos detrás de la última plataforma del desfile de Fuerza Bruta, desde la que sonaban clásicos del rock nacional de los 90.

Néstor y Cristina devolvieron la dignidad a la Patria, la esperanza al Pueblo y la alegría a esos que caminamos, corremos, marchamos, saltamos, bailamos haciendo política. Seguramente el 2011 será demandante: más que nunca habrá que ocupar la calle para llevar a Cristina a un nuevo mandato. Claro que ahora, además de aguante, tenemos algo que ellos nunca tendrán: orgullo, fervor, alegría y sobre todo, ritmo!!!

Feliz 2011, con Cristina Presidenta y Néstor en nuestros corazones y nuestros pies.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Videla el malentendido

Hemos insistido mucho en este blog con la responsabilidad de los civiles en la última dictadura militar. Creemos que parte de la crispación de algunos sectores con el kirchnerismo viene de ver que las últimas barreras de impunidad se han ido cayendo, y que no sólo milicos que se "excedieron" y sus jefes fueron en cana, sino que empiezan a ser procesados aquellos que nunca imaginaron que un día iban a tener que rendir cuentas. Probablemente, la prisión de Martínez de Hoz les haya pegado más que la cualquiera de los milicos de los grupos de tareas; no sólo por la importancia del personaje, sino porque uno de los ideólogos del plan de hambre y muerte del '76 tenía que responder preguntas molestas, y con la amenaza de la cárcel rondando por cerca. Como cualquier hijo de vecino.

Resulta que médicos policiales, capellanes, jueces y fiscales de aquellas épocas tienen hoy motivos para preocuparse.

Por eso no estamos de acuerdo con las palabras de Hebe, no debieran coserle la boca a Videla, sino ponerle un micrófono y que siga contando. Lo que dijo de Balbín no es nada inverosímil. Él inventó lo de la "guerrilla industrial", para referirse al movimiento obrero antiburocrático. Después de todo, la UCR colaboró con la dictadura poniendo funcionarios civiles. Suponemos que no fue el alfonsinismo, pero sí no cabe duda que aquellos sectores identificados con la "Línea Nacional" le dieron una buena mano. A pesar de algún desliz de la dictadura (Caso Hidalgo Solá), este sector ultragorila bancó siempre a los milicos.

Hace unos cuantos años, Videla se quejó de ser un incomprendido, y que no entendía por qué ahora estaban en contra, cuando fueron sectores civiles los que les pidieron el golpe a las fuerzas armadas. Como dijo algo referente a que estos sectores le "debían" a las fuerzas armadas, la prensa enseguida interpretó, con mala leche, que este dictador "quería cobrar" por lo hecho. Suponemos que algunos medios se apuraron a tirarle tierra encima para que no siguiera hablando y diciendo cosas inconvenientes.

lunes, 20 de diciembre de 2010

Macri: se viene el agua?

Tenemos la impresión que Macri viene naufragando mal, y que sólo la falta de un candidato fuerte de la oposición evita que la caída sea más estrepitosa. El tipo viene apelando a todas las payasadas habidas y por haber, y al enano fascista que supimos conseguir. Tan mal no le va, de todas maneras, visto que todavía tiene chances de ser reelecto.

Hoy aparece publicada la noticia del suicidio de uno de sus "cajeros", que, por todo lo que parece, está(ba) hasta las manos. Antes metiendo la mano en la lata, en estos días involucrado en la causa judicial.

La Nación tiene el pudor suficiente para no habilitar los comentarios en esa nota. Làstima que no lo hizo cuando Néstor se nos fue.

martes, 7 de diciembre de 2010

La vida es una moneda

El hombre andaba por la zona de 7 y 48: la vereda del Jockey, la de Humanidades, la esquina del Banco Nación. A veces se mudaba a 7 y 53 y caminaba delante de la Cámara de Diputados. Flaco, de edad indefinible, con ropa y zapatos rotos y una forma de moverse particular, mezcla de nervios con postura encorvada. La demanda era siempre la misma: "¿No tenés veinte centavos tía?".
Pasaron los años. Esta mañana yo estaba en el gimnasio. Después del elíptico fui a servirme agua. Y escuché una voz familiar que me preguntaba si le podía dar un vaso de agua. Era él. Sigue siendo flaco y de edad indefinible. Pero ahora anda erguido y viste ropa de grafa. Sencilla, pero no más rota. Porque ese señor que antes pedía, ahora tiene trabajo. Antes de irme pude apreciar el cuidado con el que cambiaba los goznes de una puerta. Lo que se dice un momento 100% kirchnerista.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Brasil conquista Brasil?


Esta mañana escuchábamos al director de Carta Maior, Joaquim Palhares, quien ironizaba sobre las imágenes que nos están inundando con el "asalto a las favelas". Todos hemos visto las fotos de las tanquetas de la Marina brasileña, con sus marineros empuñando FALes, como si fueran marines en Iraq. O esta imagen, con la bandera brasileña en la cima del morro de una favela, como si fuera la bandera yanqui en Iwojima

Este blog se ha ocupado bastante del tema en aportes anteriores. Para nosotros, todo esto no pasa de una fantochada, muy al estilo Scioli. Cada cierto tiempo, el Ejecutivo se hace eco de la "opinión pública", y efectúa estas operaciones completamente ineficaces en sus objetivos, y pródigamente ricas en sangre.

Según la Folha, hasta ahora hay 50 muertos. Según lo que se lee, algunos pocos narcos fueron detenidos. Parece también que los "soldados" del narcotráfico huyeron sin problemas. No hubo víctimas militares o policiales. Quiénes son esos 50 muertos? Negros, pobres, villeros ("favelados"). Lo de siempre. No se ven grupos de defensa de los DDHH preguntando más incisivamente sobre las identidades de estas víctimas. Como suele escribir la gran prensa brasileña, si el muerto es una señora, viejo o niño, fue víctima de "balas perdidas".

Este problema no deja de ser policial. En algún sentido, es como cuando EEUU manda mercenarios a Colombia para parar un problema social en su territorio. Por más tanques y soldados que manden, el consumo de drogas va a continuar como siempre. Y los narcos seguirán con este lucrativo negocio. Por lo menos hasta que no se legalice el consumo de todo tipo de drogas.

Como ya lo señalábamos, el gobierno de Scioli hizo un acuerdo con el gobierno del Estado de Rio de Janeiro, para intercambiar experiencias en el área de seguridad. Lo de los allanamientos por el asalto al blindado, responde a la misma política?

Y también, no está esto dentro de la línea que baja el Comando Sur, sobre el involucramiento de las FFAA en la Seguridad Interior?

sábado, 27 de noviembre de 2010

Sentido y usos de la Marcha de San Lorenzo

Cuando empecé la escuela primaria escuchaba a los chicos de los grados superiores cantar una canción que sonaba diferente de lo que había escuchado en mis 6 años de vida. Tenía curiosidad por saber de qué se trataba, aunque no era por un aguzado sentido de la música ni nada por el estilo.
Al año siguiente se empezó a develar el misterio, y hasta pudimos aprender la letra de esa canción pegadiza. Como toda música patria, estaba llena de frases inentendibles y palabras raras. Discutíamos si era "son lauetes" o "son las leyes", frase más lógica sabiendo que se trataba de algo hecho por un prócer como San Martín, aunque hacer leyes a la víspera de una batalla... no sabíamos lo que era "hueste". No nos preocupaba demasiado. También Aurora, Mi bandera, el Himno a Sarmiento y todas las marchas que nos enseñaban en esas épocas donde aún se preparaba a los futuros soldados y ciudadanos de bien de la Nación Argentina. Como tales, salíamos formados de la escuela, cantando una marcha diferente cada día, la de las Malvinas, Tuyutí, y otras que nos llenaban de algo que supongo era un espíritu patriótico. Pero algo especial pasaba cuando nos tocaba cantar la Marcha de San Lorenzo: si coincidía que al pasar por el pórtico de salida estábamos por la parte de "su vida rinde!", todos cantábamos más fuerte, para que nuestro grito retumbara. Nunca nos dijimos nada, pero todos sabíamos.

Pasaron los años, supimos de horrores, vergüenzas, agachadas, derrotas ignominiosas. Aquellos granaderos sólo podían haber sido de lata. Ese Sargento Cabral un personaje imaginario. Nos quedamos esperando con Víctor Heredia al Ejército Popular. Nos hicimos adultos, vimos la podredumbre exhibida, perdones y amnistías insultantes, víctimas sin consuelo y cadáveres insepultos.

Llegó Néstor, y algo distinto comenzó. Por empezar, la ruptura con ese pasado de vergüenza y crímenes. Con Cristina pasamos a otro nivel. La alegría popular estalló en el Bicentenario. En ese montón de gente nos redescubrimos gustando de las mismas historias, de nuestro propio cuento Nacional y Popular. Y cantando, a media voz, la Marcha de San Lorenzo.

Hace un mes nos tocó llorar a Néstor. Y preguntarnos si el sueño había acabado, y de si volvíamos a la mierda de la mano de los desconocidos de siempre.

Pero fuimos muchos, y vimos nacer el mito con la muerte del Hombre. Por aquellas intuiciones de nuestra Presidenta Cristina, cambió, y así cambiamos, de la ejecución de la Marcha Fúnebre por la Marcha de San Lorenzo, para cantar en voz alta, y con orgullo, por este país.

Finalmente, después de tantos años, conseguí entender en su plenitud aquellos versos finales

"...soldado heroico,
cubriéndose de gloria,
cual precio a la Victoria,
su vida rinde,
haciéndose inmortal

Y así
salvó su arrojo,
la libertad naciente
de medio continente"

Fue Cabral, fue Néstor, fueron tantos, y serán tantos. No estamos solos, muchos aprendimos lo mismo esos días.

martes, 16 de noviembre de 2010

Otro día de Justicia

No lo sabía entonces, Isabel era la mujer fea de la tele, la que aparecía con uno que le decían Lopecito. Al Viejo lo detuvieron, lo aparecieron en la Colonia Penal, lo largaron. Ahí supe lo que era el miedo. Supe del FAL apuntando, de la impunidad. Pasaron 35 años; pasaron asesinos, canallas, cagones, y cagones y canallas y asesinos todo junto. Vino Néstor y abrió las puertas y las heridas, para que dejen de supurar las heridas y el Pueblo vuelva a entrar en la Historia.

Hoy, algunos de los malos fueron condenados...



(gracias compañero Pampa Peronista)

viernes, 29 de octubre de 2010

Los sueños de los pobres



Ayer, en la cola para despedir a Néstor.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Néstor



Te vi por primera vez en un acto en La Plata, en el Pasaje Dardo Rocha. Era diciembre de 2001, época del FRENAPO y poco antes de que De la Rua se fuera en helicóptero. "Que sepan que acá hay un sureño que va a dar pelea", dijiste. Y pensé que tenías todo en contra para llegar, pero qué lindo sería sí. En el 2003 voté por vos, con muchas dudas, pero convencida de que era lo correcto. Por suerte vos nunca hiciste lo correcto. Y el 25 de mayo me fui a Plaza Congreso a verte asumir, y ese día me robaste el corazón. Te abrazaste con los presidentes latinoamericanos, y prometiste no dejar tus convicciones en la puerta de la Rosada. Después, cada cosa que hiciste cumplió con esa promesa. Y a mí, que nunca había dejado de militar, pero que estaba ganada por el escepticismo, me devolviste la alegría. La alegría inmensa de creer que se podía construir un país más justo, que militar con pasión y con esperanza tenía sentido. El 10 de diciembre de 2007 volví a Plaza Congreso, y Cristina me tocó el corazón con su discurso. Pero yo estaba ahí para darte las gracias. Porque por primera vez en mi vida me sentía contenida y conducida por el dirigente al que había votado cuatro años atrás. Porque vos no eras como los otros: nunca tuve que justificarte por nada que no me cerrara, siempre me dio orgullo bancarte. Por eso, cuando el auto oficial dobló la esquina de Rivadavia y Callao grité : GRACIAS NÉSTOR, y después corrí hasta Plaza de Mayo repitiendo eso, como lo repito ahora que te fuiste. Siempre te voy a llevar en el corazón.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

últimas postales de Brasil, antes de las elecciones

Se vienen las elecciones en esta, la segunda mayor democracia del mundo. Los viejos PSDB intentan la bala de plata para bajar a Dilma Roussef, tratando de imitar la intentona de 2006 con el "Mensalão". Piden minuto, paran el partido, no se dan cuenta que todo está perdido. Y es así nomás. José Serra no disimula la frustración de perder la última chance de ser presidente, y recupera el viejo lenguaje gorila de la ARENA, el partido que propició la Dictadura del '64.

Este país hierve de calor seco y se ahoga en la humareda de las "queimadas", que parecen cubrir todo (y después dicen que los indios eran ecológicos...). Las calles están abarrotadas de "cabos eletorais" que hacen propaganda agitando banderas por los innumerables candidatos que participan en las diferentes "coligações" que permite y alienta la ley de lemas (a la brasileña). Las "carreatas" (caravanas de autos) cruzan por toda la ciudad. Los templos evangélicos haciendo propaganda por algún pastor ("crente vota crente"). El viejo Partidão (el Partido Comunista Brasileiro) que ha resucitado de sus cenizas. El disidente y super oportunista PCdoB exponiendo candidat@s bell@s (y votad@s!). La propaganda por radio y TV nos aturde con toda clase de candidatos y mentiras más o menos descaradas. El único factor constante es que casi todos muestran alguna imagen de Lula, el hombre del pueblo que cambió la historia de este país enorme y pobre, lleno de riquezas naturales, ufanista y con aspiraciones de grandeza.

Dilma, a nuestro gusto, será algo así como la Chirolita del compañero Lula. De todos los presidenciables que podía presentar, Lula eligió a una técnica muy competente y sólida, pero que jamás fue electa para ningún cargo. No podemos dejar de pensar en que Lula se está asegurando la vuelta al poder en 4 añitos. Pero ya está. Ella será la primera mujer presidente de Brasil.

El PSDB se romperá, al menos en lo que respecta al ex-gobernador de Minas y nieto de Don Tancredo, Aécio Neves. Astutamente, las jóvenes guardias del partido tucano se preparan para la renovación generacional, y se cuidan muchísimo de criticar a Lula. Quien sabe, el radicalismo nuestro tome nota y largue al balbinismo como fuente de inspiración política.

A la elección le seguirá el reparto de cargos a los amigos (hay montones de partidos, cargos de diputado y ministerios (algo así como 33)); el troca-troca de partido entre los electos, buscando el mejor lugar al sol (cerquita pero no tanto del gobierno), para vender caro el apoyo en la base aliada.

Seguirán las bellas goianas mostrándose por las calles, las policías de gatillo fácil patrullando con ametralladoras (no la de Lucas Carrasco), las ventas a 30 cuotas, la venta de pirateados de todo origen. Los miles que nacieron en el campo, y que hoy pueden ir a un hospital y mandar sus hijos a la escuela. Los hijos de los plebeyos que empiezan a "ennegrecer" y "aindiar" las universidades públicas. Los motoqueros muriendo por hacer la entrega a tiempo, como si fueran el Poney Express. Mino Carta seguirá haciendo una de las mejores revistas de actualidad política que ya leí, Carta Capital. Los 14 millones de analfabetos, los millones que pasaron de la clase D a la C. Los ricos que viajan en helicóptero y tienen aviones privados. Los barcitos sucios con la cerveza más exquisitamente fria ("estúpidamente gelada") y siempre a punto.

Y los pibes preparándose para ser los mejores en 2014. Lula seguirá en la cancha

martes, 21 de septiembre de 2010

Un aplauso para los Hugos


Hoy iba para la facultad y me topé con este cartel. Y me dieron muchas ganas de que llegue el jueves para ir a votar a la lista 10. Porque yo sí aplaudo a Moyano, que es un representante de los trabajadores y resistió el ajuste y la flexibilización laboral cuando muchos progres se hacían pis encima por la Alianza.Y también aplaudo a Hugo Yasky, y a los que reconocen lo que se avanzó en pos de la recuperación del estado y proponen seguir avanzando. Prefiero aplaudirlos a ellos que ser aplaudida por Felipe Solá o por los que tocaron la cacerola junto a la Sociedad Rural.

martes, 7 de septiembre de 2010

choricultura 2.0


Este viernes 10 de septiembre a las 20 Hs., nuestro ciclo Choricultura se vuelve 2.0. Visitarán el Centro Cultural Héctor Oesterheld El Ingeniero (http://desdegambier.blogspot.com/), Richard Musgrave (http://musgrave-finanzaspublicas.blogspot.com/) y Luciano (http://desiertodeideas.blogspot.com/). Conversaremos sobre las nuevas formas de discusión política: blogs, twitter y proyecto nacional.

sábado, 4 de septiembre de 2010

Otra más de la complicidad de la Iglesia Católica con la dictadura

El juicio por la represión ejercida por el Comando Subzona 14 (La Pampa) sigue. Y los muertos siguen saliendo del placard. Aquí, un testimonio que habla de las visitas del Obispo Arana a los "chupados", alojados en la Primera

sábado, 28 de agosto de 2010

De canallas y prensas canallas

Un par de líneas para hacer un comentario sobre el "Caso Papel Prensa".

Tenemos algunos añitos encima como para decir que nos acordamos de la campaña de prensa contra los Graiver. Recordamos que este caso se empezó a ventilar aún en años de la dictadura. Lo que contó la Presidenta, con su usual maestría, no es ninguna novedad. Hay muchos testimonios, muchos escritos, gente viva, que atestiguan este caso. Lo terrible son estos periodistas, que en función de su sueldo o su gorilismo, son capaces de justificar la bestialidad, los campos de concentración, la represión en general.
David Graiver no era ningún santo, pero su proyecto, hoy día, lo pondría en el panteón de los héroes nacionales. Todo por lo que su familia pasó sólo reafirma esta idea.

Quien quiera, puede leer el interesante libro de Juan Gasparini David Graiver: El Banquero De Los Montoneros

Lo habrá leído Pino?

miércoles, 25 de agosto de 2010

Otro cómplice civil saliendo a la luz


Con Uds, Máximo Pérez Oneto, un médico presente en las torturas en jurisdicción del Comando Subzona 14. Van saliendo de sus cuevas...

La nota, aqui

Pequeña enorme mujer

Qué decir de nuestra Presidenta, que tiene la costumbre de llenarnos de orgullo. Como decía Leonardo Favio, uno la ve chiquita. Y tan llena de convicción y firmeza. Enorme en su rol de Presidenta de todos los argentinos.

Los rumores sobre el origen espurio del traspaso de Papel Prensa vienen ya de la época de la dictadura. A pesar de la censura y la represión en la época, Clarín se vio obligado a publicar una solicitada, en primera página! desmintiendo el negociado. Calibren esto. En la dictadura la impunidad de los poderosos hacía que no se publicaran noticias sobre masacres y desaparecimientos. Pero el Escándalo Papel Prensa hacía ruido hasta en quienes apoyaban a la dictadura.

Ya en democracia hubo reclamos, ahogados claro, de los dueños de pequeños diarios, por la política abusiva de precios practicada por PP. Eso sólo vino a cambiar cuando se abrió la importación en épocas de Méndez. Y sólo ahora, el gobierno de esta pequeña enorme mujer viene a ponerle el cascabel al gato.

Una vieja injuria siendo reparada por este gobierno.


sábado, 14 de agosto de 2010

23 de marzo de 1976: último día de libertad?

En Santa Rosa, La Pampa, han comenzado las audiencias del juicio a la represión ejercida por el Comando Subzona 14, derivado de la causa principal "1er Cuerpo de Ejército". Los delitos que se juzgan son los derivados de la represión a partir del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976.

En el juicio hay diez procesados. Son ellos los ex coroneles Fabio Iriart y Nestor Greppi; y los ocho ex policías Roberto Constantino, Omar Aguilera, Roberto Fiorucci, Carlos Reinhart, Athos Reta, Oscar Yorio, Hugo Marenchino y Néstor Cenizo. Además del "asesor hípico" ex coronel Baraldini, quien está prófugo pero se mueve tranquilo.
Los primeros testimonios fueron tomados en 1984, y tuvo que pasar mucha agua bajo el puente para ver por fin a algunos de estos delincuentes en el banquillo. Lamentablemente, la "famiglia" judicial sigue indemne, y por tanto no se puede esperar mucha vocación de justicia por parte del fiscal Jorge Ernesto Bonvehí, quien parece llevarse bien con los defensores de los represores.

Pero la Caja de Pandora se abrió, y eso es extremadamente positivo. Y tal vez, algunos de estos delincuentes pague por las atrocidades cometidas. Pero lo que nos queda picando es la cuestión de por qué se habilitó solamente la parte de los delitos cometidos a partir del Golpe.

La Pampa, a partir de la creación del Comando Subzona 14, fue uno de los laboratorios de la represión. A cargo del mismo estaba Ramón Camps, quien no se dedicó a componer música clásica en esos tiempos. A fines de 1975 hubo importantes operativos de secuestro de opositores vinculados a diferentes izquierdas. Todo bajo el control del Comando Subzona 14, y, aparentemente, usando listas confeccionadas en el Ministerio del Interior. Y aquì aparecen los problemas. La creación de los Comandos de Zona y Subzona (un invento francés) se debe a un decreto del presidente interino Ítalo Argentino Luder, con acuerdo del resto de los ministros de Isabel Perón. Los gobernadores de provincia aceptaron (o tuvieron que tragarse el sapo) de este decreto. Y aquí es donde empiezan a aparecer las complicidades civiles. Particularmente la de la dirigencia peronista de la época. Isabel, Robledo, Ivanissevich y tantos otros que ahora sufren de amnesia y se ponen nerviosos. Què contradicción.

Esperamos que este juicio sea el comienzo. Hay mucha historia oculta que necesitamos sea puesta a la luz del día

viernes, 13 de agosto de 2010

"Una imagen vale mil palabras"


No creemos mucho en esa frase, pero esta no la podìamos dejar pasar sin decir algo. El Clarinete no deja de sorprender con su creatividad rastrera para la mala leche. Robamos esta imagen del blog de Javier Romero.

Las fotos se tomaron, evidentemente en instantes diferentes, cuando los presidentes latinoamericanos se juntaron para el anuncio del Código Aduanero del Mercosur.

Valor es un periódico brasileño de economìa

miércoles, 11 de agosto de 2010

Muriendo en el Cabildo

Desde el bondi veíamos a un pobre hombre muerto, ya cubierto con un plastico de bolsa de basura. Un policía miraba distraído, a su lado. El patrullero pasando despacito, al lado de las arcadas del viejo Cabildo. Suponemos que era un linyera, o uno de los tantos desamparados que deja este gobierno de tilingos de la augusta Buenos Aires. Cartonearía, comería los restos de las pizzerías? recibiría el "kit desamparado" inventado por algún asesor de estos tilingos?.

El cuerpo estaba a 50 metros de la sede del gobierno porteño. A metros de donde anidan esos asesores tilingos.

Cómo titulará el grupo Clarinete? "muere indigente a 100 metros de la Rosada"?

domingo, 8 de agosto de 2010

Rosa de Hiroshima

Esa madrugada llegamos a Hiroshima. Nunca sabré qué cosas despertaría dentro tuyo ese nombre. Esa cultura, esa historia eran las tuyas, no las mías. Pero estabas ahí, acompañándome. Leyendo los carteles. Emocionándome con las pequeñas historias que están regadas en esa ciudad. Sin preguntar. Sin pretensiones. Pluma Roja con el aruzenchin gaijin.

Sabía de los genbakusha, la gente de la bomba. Los sobrevivientes y su descendencia, sospechada de llevar el gen torcido, el golpe de la Bomba. Del Enola Gay. De Paul Tibbets. Del decaimiento del Uranio 235.

Y la ciudad. Tan japonesa, pero tan distinta. Un poco sobrenatural. Esa atmósfera que envuelve todo. De querer parecer viejo e igual al resto. Pero no. Esa idea de "aquello fue aqui" flota por todos lados. Encontramos el genbaku-dome, que es la conocida "postal" de la Explosión.

Al fin llegamos adonde quería. La Bomba explotó aquí, sobre nuestras cabezas. Acabamos de encontrar el hipocentro. La reacción en cadena empezó a 600 metros de altura, sobre este pequeño monolito. Es igual a lo que había imaginado de chico al leer la crónica del periodista de 7 Días, después de más de veinte años.

Luego los trozos de cerámica fundidos en los monolitos de la costanera. Las pajaritas de papel en tiras enormes que son el único recuerdo de los niños y adolescentes volatilizados en aquel verano del '45 en esta isla.

Es tan dificil hablar. Una visita al Museo de la Paz. Las imágenes clásicas. El hombre vaporizado. El triciclo derretido. Y las fotos de las atrocidades del imperialismo japonés. La violación de Nankin. Las masacres en Shangai. Dificil hablar, dificil no acongojarse, sentir el nudo en la garganta. Dificil no sentir la angustia que los habrá inundado, el no saber qué fue. El no saber qué remedios. El no saber cómo apagar el incendio de los cuerpos.

Ney nos acompaña en esa congoja por los pobres tipos que la ligaron, sin llegar a saber por qué estaban ahí ese 6 de agosto. O qué era esa luz extraña y pavorosa.

sábado, 7 de agosto de 2010

siga, siga el baile, o por qué Argentina es mejor que Brasil

La profesión maravillosa que ejerzo me permite andar trotando por el mundo con frecuencia interesante. Eso también permite conocer gentes, culturas y lugares de forma un tanto distinta a la de viajar por paquete turístico. Recientemente estuvimos en un congreso latinoamericano, donde, en las charlas de café, gentes de diferentes países comentaron su impresión por la aprobación de la Ley de Matrimonio Igualitario. En general, y chanzas aparte, con una impresión favorable por el enorme progreso que esta ley significa para la democratización de la vida social, y la igualdad en los derechos. Y una victoria sobre la Bolsa Negra Sacra.

En este blog, nuestro amigo Adriano Silva comenta sobre la ley y sobre los debates que se mantienen por estas pampas. Lo hace con un título provocador "Por que a Argentina é melhor que o Brasil". Supongo que lo hace, como buen gaúcho que es, por algo del alma castelhana (a pesar de ser hincha del Inter) que anida en su Rio Grande do Sul natal, y para tocarles el ...o (ego), a sus connacionales.

Lean, muchach@s argentin@s

sábado, 17 de julio de 2010

Pequeña postal del acto por el atentado a la AMIA

Hacía ya mucho que no íbamos a al acto en recordación del atentado a la AMIA. Mucha seguridad. Quizá hasta excesiva. Necesaria? no nos queda claro. Dejamos para otra comentar sobre qué sentido tiene pedir custodia a instituciones marcadas por el antisemitismo.

Llegar a la calle Pasteur nos cambió el ánimo, al ver miles de personas que, tantos años después, no olvidan ni perdonan. Y a tantos pibes que ni siquiera habían nacido en aquella infausta época, siguiendo con atención lo que se decía.

Hubo un bello comunicado de una asociación de residentes bolivianos, haciendo suya el reclamo de justicia. Fue bueno oir eso. Generalmente olvidados por quienes defienden los actos de terrorismo, es raro ver que quienes fueron las principales víctimas, recuerden también a los fallecidos de otros orígenes. Otro motivo más para pensar que nuestro pueblo va aprendiendo algo a costa de la sangre.

Estuvo bien el presidente de la AMIA, aunque con un toque religioso que no nos gusta. Particularmente si pensamos que tal vez ese día el tal Todopoderoso no estaba en el Once.

Estuvo excelente el juez Garzón, muy claro y contundente. Hizo una mención particular a la actitud del gobierno argentino en los últimos años, lo que arrancó aplausos de una parte importante de la asistencia.

La ocasión no daba para el fervor. Intentamos una silbatina cuando se criticó a Macri, pero no hubo quórum. Nos preguntábamos cuántos de los asistentes al acto habrían votado al mequetrefe. Ojalá se acuerden de esto en las próximas elecciones. Sí hubo aplausos para la oradora, Marina Degtiar, al criticar a Macri. Un sollozo ahogado terminó con su discurso, y fuimos todos quienes apretamos los dientes para no largar el lagrimón.

No sabíamos de la presencia de Néstor K en el acto. Lamentablemente la locución no mencionó en específico a quienes se encontraban en el palco oficial, ni se podía ver desde el costado. De todas maneras, es el único ex-presidente que puede ir a un acto así con la frente alta. Como solemos preguntarnos, en broma, si esto es bueno para los judíos, habría que responder que el kirchnerismo ha sido lo mejor que le ha pasado a los judíos de a pie. Como al resto de los argentinos que tienen hambre y sed de justicia, igualdad y fraternidad.

Se fue otro año sin justicia, tal vez con un poco de avance. Pero todavía mucha impunidad.

jueves, 15 de julio de 2010

Los días más felices

Hoy estoy tan orgullosa.
Tan orgullosa como el día en que se aprobó la Asignación Universal por Hijo, o como cuando salió la Ley de Medios, o como cuando se estatizaron las AFJP y Aerolíneas.
Me hice militante en los 90, en un contexto en el que asumirse como peronista era complicado. Porque teníamos un gobierno que había traicionado los principios de su programa electoral, y que destruía lo que el peronismo había construido. Como todos los militantes populares, busqué por donde pude y me incorporé al Frente Grande. Pero no me decía peronista. Porque todo eso que yo reivindicaba parecía un capítulo cerrado. Para mí, decir que uno era peronista era como decir que era federal, algo del pasado y sin ninguna relación efectiva con el presente.
Sin embargo, la identidad persistía. En el largo camino que fue el derrumbe del neoliberalismo y en mi tránsito por diferentes espacios políticos comprendí que parte del peronismo era su espíritu de resistir y defender banderas más allá de quiénes estuvieran en el gobierno, y que asumirme como peronista era importante para avivar esa llama. Pero seguía esperando la oportunidad de reivindicar esa identidad en las urnas.
El 27 de abril de 2003 dije "plata o mierda" y voté por Néstor Kirchner. A partir de ese día voté siempre al Frente para la Victoria. Y en estos siete años extraordinarios pude experimentar cómo era eso de estar donde uno siente que está bien hacerlo. Y uno, que se había acostumbrado a ver como se aprobaban leyes y decretos vergonzosos, a putear contra las privatizaciones y la flexibilización laboral y mil cosas más, empezó a tener la extraña costumbre de festejar.
Festejar la anulación de las leyes de impunidad, festejar la recuperación de la dignidad en las relaciones internacionales, festejar las recomposiciones salariales y las paritarias regulares, la estatización de Aerolíneas, de las AFJP, la generación de empleos, la inclusión de jubilados en el sistema previsional, la inversión creciente en educación y desarrollo científico y tecnológico.
Y el 28 de junio del año pasado creía que ya no íbamos a poder festejar más nada, y afortunadamente me equivoqué, porque a pesar de ser de Gimnasia mi presidenta cree que la mejor defensa es un buen ataque, y con ese principio actúa este gobierno.
Pude festejar la ley de Medios, pude festejar la Asignación Universal por Hijo.
Hoy puedo festejar el reconocimiento del derecho al matrimonio para todas las parejas.
Una ley que, a pesar de que algunos peronistas no lo entiendan y hayan votado en contra, está alineada en la tradición modernizadora e inclusiva del peronismo. En la sesión de ayer en el Senado muchos recordaron que el primer peronismo generó derechos sociales y el derecho al voto femenino. Pero algo que pocas veces se recuerda es que fue ese peronismo el que garantizó a las madres solteras que sus hijos ya no iban a estar en inferioridad de condiciones respecto de los que venían de familias legalmente constituidas. Es imposible no pensar en el origen extramatrimonial de Evita y en cuánto habrá significado esa legalidad para ella. Nunca más a alguien le iban a decir que "no tenía derecho" por su origen. Esa igualdad es la que hace que cantar la marcha peronista no sea nunca un acto mecánico. Porque cada palabra significa algo reconocible.
"...para que reine en el pueblo el amor y la igualdad": a partir de hoy, cantar la marchita va a tener un nuevo sentido, y por eso el peronismo está más vivo que nunca.

Miriam Socolovsky

Una victoria más del Pueblo



Se lo robamos a "Ser Lumpen Hoy".

Es un avance más sobre la Argentina del atraso medieval. Una victoria más sobre la Bolsa Negra Sacra y la "tradición occidental y cretina". Y como dijo el Comandante "-que la sigan ....". Y vamos por más igualdad, libertad y fraternidad. Por una Patria para Todos

sábado, 10 de julio de 2010

Para que reine en el pueblo, el amor y la igualdad

y también "ved en trono a la noble igualdad". Para que no quede ninguna duda, y para decirlo con todas las letras, este blog está completamente a favor de las leyes y medidas que garanticen una Patria para todos.

Hoy es la Ley de Matrimonio Igualitario

Y exigimos a nuestros representantes que voten a favor de la igualdad y se saquen de encima a quienes, usufructuando poderes indebidos, presionan para continuar con un país con ciudadanos de primera y de segunda.

El famoso pulpo dio su pronóstico...




(robada a los compañeros de Ser Lumpen Hoy, gracias!)

miércoles, 7 de julio de 2010

La Bolsa Negra Sacra ataca de nuevo

La Iglesia Católica no disfraza mucho lo que piensa de la Democracia y los Derechos Humanos. Donde aparece un tema polémico los supuestos progres no aparecen, los jetones mayores sugieren más que dicen en discursos alambicados, y personajes secundarios baten la justa, directamente del corazón del pensamiento cavernario que es su motor.

El kirchnerismo ha obligado a muchos a pronunciarse y salir de la guarida, y mostrarse tal cual son. Éste es el caso actual, donde con el matrimonio igualitario, los curas han salido activamente a dar la pelea por la vuelta a la Edad Media. Fracasaron olímpicamente en juntar gente en la calle, como en el '86 con la Ley de Divorcio. La siguen con el lobby sobre los legisladores y con sus diputados y senadores.

Aquí tienen una perlita, venida directamente del Medioevo. Lean lo que dicen un cierto Monseñor Marino y nuestro inefable Bergoglio.

martes, 6 de julio de 2010

"Científicamente" bolaceamos

Tú también, Ana Barón? En su edición de hoy, el matutino del instrumento musical publica una nota firmada por su corresponsal en Washington, donde se habla sobre uno de los tantos estudios de estadísticas incomprobables a la que los gringos son tan afectos. A pesar de la matemática ser una de nuestras guías de nuestras investigaciones científica, hay áreas donde las duras se pierden mal. Por ejemplo la política. Hay quienes intentan, infructuosamente, hacer predicciones basadas en pocas variables. O, lo que es peor, en una sola, como en este caso. Y encima, el titular de la nota distorsiona lo que dice el texto, que dice que si se hubiera ganado el Mundial, Cristina sacaría más votos en una hipotética elección que ocurriría en este mismo año. En todo caso, es una verdad de perogrullo que cualquier aspirante a concejal sabe. Lástima que los de Clarín parecen ignorar leyes un poco más elementales de la lógica. Y de la ética ni hablemos

lunes, 5 de julio de 2010

Bienvenido Vasco

Un gran amigo, el Vasco, ha decidido salir del anonimato de los mails a los amigos a las grandes ligas del bloguerismo Nac&Pop en el blog de Mario Burgos. Dénse una vuelta, que el Vasco la sabe lunga de política, gremialismo, economía y telecomunicaciones. El único en este país que puede hablar de la electrónica de una estación de televisión, Gramsci y la UOM, todo con extrema propiedad.

Bienvenido!

martes, 15 de junio de 2010

Muerto a laburar

Un gran amigo, el Flaco Alberto Gurruchaga, escribió este texto (publicado también en "La búsqueda y la vida", del compañero Mario Burgos) con una mirada especial sobre el tiempo histórico que estamos viviendo

Muerto a laburar
¡Ay! Si volvieras acá
No podrías creer que pasó


Amapola del 66
Divididos

Pareciera que la vida es en color y la muerte en blanco y negro. La muerte de un hombre público obliga a un balance y a un ejercicio de apropiación por parte de los vivos. Esto es así entre otras cosas, porque esa figura representa un nivel de acumulación simbólica que no puede ser obviada, es un capital, que para poder seguir siéndolo debe ingresar una y otra vez a la esfera de la producción simbólica, o por lo menos de la circulación. Ese capital necesariamente debe ser apropiado y usado por las fuerzas sociales en pugna, en determinado momento de las historia, de allí que los hombres públicos jamás podrán descansar en paz.
El proceso de apropiación es solo una parte de un proceso político y social mucho más complejo. Apropiación, síntesis de esa figura en función de la nueva disputa y devolución en términos simbólicos como validación de una política. En síntesis un ejercicio de construcción de hegemonía.
La figura del Che, desde La Higuerita hasta la hinchada del Nápoles pasando hoy por el salón de los patriotas latinoamericanos.
Algunos previendo su destino errante, y conscientes de la gimnasia política post mortem, le intentaron dar sentido al momento donde otros pusieran en su boca la política:
San Martin, legando el sable e intentando dejar todo documentado en la correspondencia con su amigo Guido, aunque luego el hijo de Balcarce le entregara los papeles a Mitre para que este construya “la historia”.
Evita, “Volveré y seré millones”.
Perón, absolutamente consciente del antagonismo irreconciliable de las fuerzas que hasta hace poco había podido conducir, “Mi único heredero es el pueblo”. Con lo cual abriría un nuevo capítulo de ese gigantesco “I Ching” que logró construir, donde cada uno puede abrir un hexagrama y sentirse representado.

Alguien dirá a esta altura que le pasa al Flaco.

Pasa que un gobierno fruto del descalabro del liberalismo, que opera con una dura lógica sureña, profundamente economicista en su razonamiento inicial y falto de relato, ha dado una fenomenal muestra de construcción de capital simbólico, ha comenzado a tener anclaje histórico.
El bicentenario es el momento donde los patriotas latinoamenricanos, desde Bolívar, San Martin y el Che se funden con Evita, Martí o el Gringo Tosco. Donde las Madres y las Abuelas y los Hijos se funden con los que dieron la vida en Malvinas en defensa de la soberanía. Donde Rosas, el de la Vuelta de Obligado, el heredero del sable corvo, pero también el de la mazorca, camina al lado de dos putos besándose.
Donde el producto de trabajadores argentinos hecho en una fabrica heredada por un traidor y un pelotudo, se muestra como un símbolo de lo que fuimos y aun podemos ser. Sacándole chispas a ese Siam Di Tella.
Donde el paso del Ejercito de los Andes frente a la Catedral logra rescatar al San Martin prisionero de Bergoglio para pasearlo frente a millones de argentinos en las calles, junto al cura Mugica y al Fray Luis Beltrán.
Donde la asignación universal por hijo es para los únicos privilegiados.
Donde el balcón tiene dueño.
Donde la recuperación de la TV Pública cobra el mismo sentido que el uso de la imprenta de los niños expósitos para imprimir la Gazeta, hace 200 años.
Donde todo esto es protagonizado por millones de argentinos en las calles participando de una fiesta.

En fin este pueblo y este gobierno, en este bicentenario hemos puesto a trabajar a nuestros muertos.

Hemos reconstruido una historia, transformado una historia de resistencia, parcial, disgregada y fragmentaria, en un relato coherente, en nuestro relato. Y la clave de este relato es que es multifacético, pero no esquizofrénico. Donde cada uno se siente representado en alguna parte, pero esa representación no puede negar el resto.

Decía al comienzo que pareciera que la vida es en color y la muerte en blanco y negro. Este pueblo ha logrado colorear la historia de nuestros próceres, de nuestros mártires, de nuestros muertos una vez más, para resolver los problemas del presente.
Estamos aprendiendo a:

No entregarle San Martin a los Mitre
No entregarle Perón a los Duhalde y a De Narvaez
No entregarle Bolívar al divisionismo
No entregarle Evita a las Chiche
No entregarle la industria nacional a los De Mendiguren
No entregarle los caudillos federales a cuatro sojeros provincianos
No entregarle los desaparecidos al sectarismo
No entregarle Rosas al fascismo criollo
No entregarle Moreno al progresismo impotente
No entregarle el peronismo al liberalismo

Entre otros bienes simbólicos

Alberto Gurruchaga

viernes, 11 de junio de 2010

Del Choriciencia

El viernes pasado se realizó en el Oster el Choriciencia. Fue una oportunidad excelente para hablar sobre la política científica en la era K. De lo mucho que se conversó y reflexionó se pueden extraer tres conclusiones:

1) mucha gente está interesada en el tema, sobre todo, en saber de lo mucho positivo que se ha hecho en el área, y del cambio de tendencia y mentalidad que han comenzado a imponerse desde el 2003

2) que hay más científicos y técnicos dispuestos a salir del placard. Quien sabe, hasta actuar en conjunto. Alguno de los lectores de este blog se prendería a una movida C&T Nac & Pop?

3) los parrilleros del Oster son de primera

martes, 1 de junio de 2010

miércoles, 26 de mayo de 2010

Bicentenario del palo - No apto para pechos fríos

Intentamos escribir a pesar del ambiente "quarta-feira de cinzas" (el miércoles de ceniza, cuando termina el carnaval) que reina hoy en este país. Como todo evento bien popular, salimos de una orgía colectiva de pasión y esperanzas a la que entramos sin saber que teníamos tanto de bueno dentro del corazón, particularmente del entusiasmo y alegría que sospechábamos colectivas. Lo vimos plasmado en estos días de millones en las calles. Para no dejar pasar el tiempo, hacemos un apunte desordenado, mientras vemos que se nos amontonaron cosas sobre el escritorio.

Gobierno Nacional: haciendo honor a la tradición democrática del pensamiento Nac&Pop, abrió la puerta para que todas las expresiones populares se vieran reflejadas. Muy discreto en todo. Y Cristina mostró que puede ser tanto la estadista que brilla donde va, y al mismo tiempo no perder a su Tolosa murguera. No quiere decir que no fantaseamos con adelantar las elecciones para mañana, con ella de candidata.

Pueblo: la rompimos. Todo el mundo a la calle. Según alguno más viejo, algo así sólo se vio camino a Ezeiza, antes de los tiros. Familias con chicos, viejitos, turistas desorientados, chabones de riguroso buzo selección argentina, nuevos inmigrantes. Por todos lados. Estamos buscando fotos aéreas para ver si podemos hacer el cálculo nosotros de la participación. Pero estamos seguros que son cientos de miles que no la vieron por TV, y se llevaron algo que van a contarle a sus nietos. Damos crédito a la afirmación sobre que fue el evento de masas más grande de la historia.

Teatro Colón: no deja de dar pena. Fue un templo de la oligarquía, ahora se le dió la cara de esa caterva de nuevos ricos sin alcurnia. Macri, Tinelli, Fort. Quien sabe, capaz terminen haciendo el baile del caño ahí. Ojalá volvamos a recuperarlo para el pueblo. Y grabar la Marcha de nuevo con la Sinfónica.

Desfiles y actos musicales: muy bien diez felicitado. Salvo el dragón chino, que no entendimos, el resto de primera categoría. Dos mil personas actuando, dos millones mirando y emocionándose, encontrándose, sonriéndose, llorando..

Dos cuestiones no menores

FFAAEl kirchnerismo ha hecho posible la reconciliación del Pueblo con sus fuerzas armadas. A partir del avance de la Justicia en la investigación y condena de los actos delictivos de tantos milicos asesinos y ladrones, el kirchnerismo ha permitido que la sociedad civil haya colocado en su lugar, en una sociedad democrática, a su fuerza armada. A pesar de lo que digan tantos trogloditas y cómplices, éste es el camino. Sacarse de encima a la lacra, cortarles el copete a los mesiánicos. Recordábamos que pasaron muchos años hasta que la gente volvió a ir a un desfile militar por propia voluntad. Y ese vacío de pueblo no lo generó el alfonsinismo, ni el menemismo, ni la democracia. Fué la Dictadura criminal. Y sabemos de esto porque lo vimos. En vivo y en directo. En el 77, el '78, el '79, el '80... con el golpe de gracia de las Malvinas. Ayer pudimos cantar, con mucho orgullo, la Marcha de San Lorenzo. Junto a muchos que sacaban la letra del fondo de su memoria. Recuperando la imagen de nuestros soldados luchando por nuestro pueblo.

Tédeums (o como quiera que se escriba el plural): son actos de genuflexión inadmisibles para un gobierno electo por el pueblo ante la bolsa negra sacra. Pero hay que decir que el Gobierno se anotó un poroto al haber puenteado a Bergoglio con una cartita del Papa. De todas maneras, el Sr. Radrizzani no se privó del tono de reprimenda (aunque más light que el usual), ni de reclamar contra leyes de aborto, matrimonio gay y etc. Qué loco, son muy claros cuando hablan de estas cosas, y tan barrocos cuando hay que asumir culpas propias. De nuevo, el Gobierno se anotó otro poroto al haber incluido a otros sacerdotes o semejantes. Nota especial para el rabino Goldman, que hizo la única alocución republicana y se abstuvo de mencionar el nombre de Dios en vano (eso está escrito en algún lado, no Bergoglio?). Nos lavó de tanto rabino Bergman y de DAIAS vergonzantes, y nos dio orgullo de pertenecer a la tierra de la diversidad y la Universidad, dos valores que no suelen aparecer en los discursos religiosos, y de ser descendientes de esos Gauchos Judíos que colaboraron tanto en hacer grande a esta Nación, desde el trabajo rudo, el estudio y el mate.

Nos quedamos, como síntesis, con las caras de gozo de los pibes cantando el Himno Nacional con Fito y los otros. Los que, después de tanto ninguneo, sienten orgullo de ser parte de este país.

domingo, 23 de mayo de 2010

Bicentenario del palo II

Está terminando el día, y la atmósfera que se vive no puede ser mejor. Victor Heredia, León, Jaime Roos, Los Jaivas, Pablo, Santaolalla, Gilberto Gil; y la sensibilidad exquisita en Mundo Alas. Todos poniendo onda, recordando y haciendo presentes a los de abajo, a los que perdieron tantas veces. A nuestro Ángel de la Bicicleta. A Salvador Allende. A los desaparecidos. Decenas de miles de personas, hasta completar un millón, pasaron, se (nos) emocionaron, recorda(mos), reímos y lloramos. Jaime lo dijo bien: todo empezó acá. Ese 25 de Mayo de 1810. Incompleto, fallido, con tanta muerte, tanto cadáver sin sepultura, tanto atropello, tanta lágrima seca, es un aniversario que hoy festejamos de manera diferente. Porque sentimos que tanta desgracia no fue en vano, que no cayeron en saco roto los dientes apretados, el puño crispado, la rabia coño, paciencia, pacienca. Somos tantos que estamos felices de sentir que estamos otra vez en camino.

Para los cumpas que andaban un poco renegados con este Bicentenario: se imaginan si el presidente fuera hoy Duhalde, el Lole o Macri? tendríamos desfile militar, tédeum, discursos, veladas paquetas. Remeras y logos, quizá. Pero hubiéramos tenido esta fiesta popular? esta alegría que se palpa? este Bicentenario dice más de cómo y dónde estamos, y de adónde queremos ir; que ajustar alguna cuenta del pasado.

Quedan dos días, no se los pierdan

viernes, 21 de mayo de 2010

Bicentenario del palo

Toda fecha histórica es más o menos arbitraria, a veces más polémica, otras no tanto. Recuerden el 12 de Octubre, particularmente el de 1992. Este Bicentenario tiene su cuota polémica. Creo que bastante menor de lo que hubiera sido si hoy el gobierno no fuera del palo. Con todo lo arbitrario y polémico que pueda ser esta fecha, de alguna manera marca un comienzo. Con toda seguridad nuestra alegría y orgullo tienen más que ver con un sentimiento que viene de la escuela primaria que de las verdades históricas. Podemos discutir lo que estaba en pugna, lo que vino después, si el centralismo porteño, si el federalismo. Pero sin duda fue un quiebre que abrió la puerta para que seamos lo que somos.



Nuestro gobierno ha acertado con el tono que debe imperar para un festejo civil y laico. Un escenario diferente para el puntapié inicial. Un discurso impecable de nuestra Cristina (Gracias Registromundo!). El recital-homenaje al rock nacional fue perfecto. Un homenaje merecido, impensable tiempos atrás. Que nos habla más a nosotros que un tédeum dirigido por la banda de pedófilos o la inauguración fantoche del Colón por tilingos incultos. Un festejo como nos gusta, bien Nac&Pop, un festejo del palo.

Y que siga el baile, al compás del tamboril, y que los gorilas la sigan ....aguantando

martes, 18 de mayo de 2010

Quedate Gustavo...

...queremos más lagos en el cielo.

sábado, 15 de mayo de 2010

Un poco de satisfacción

Esta semana tuvimos el displacer de escuchar chiquicientas veces el pensamiento prístino y la verba fluida y brillante del Sr. Macri, que es Mauricio. Dos pensamientos nos venían a la mente: el asco ante la mezcla tan evidente de soberbia e ignorancia en un discurso que apenas consigue disfrazar el derechismo más ramplón; y el tratar de entender cómo fue que este cachivache consiguió ser electo por los porteños. Esto habla mal particularmente de los grupos políticos que se mueven en la Capital Federal. El macrismo se cae, y no hay candidatos del palo que tengan presencia para recuperar la Intendencia

Lo bueno: esta vez Macri no se va a escapar tan fácil. Ya no hay Corte Suprema adicta, por lo que no disfrutará de per saltums y otras prebendas que estos delincuentes gozaron en épocas de la piara menemista
Dejo un par de links, de los medios de ellos:
Macri procesado por contrabando. Noticia de 2001, cuando a NK no lo conocía nadie
Noticia de la causa llegando a la Corte, y la noticia de los movimientos para hacer el juicio político a uno de los Supremos de la supramencionada piara.


No sería hora que el kirchnerismo arregle con Ibarra? Ibarra es un fiel representante del medio pelo porteño. Levemente progre, estilo moderno sin ser concheto, cara de muchacho de Caballito. Un tipo adecuado al paladar del votante de la Capi. Y el kirchnerismo ha apoyado y apoya a tipos más impresentables que Ibarra por lejos.

lunes, 10 de mayo de 2010

"Como a los nazis, les va a pasar..."

ésta es una consigna muy conocida, que se escuchaba en los escraches que solían hacer los HIJOS en los '90. Fue tan significativa que caló muy hondo entre la militancia de Derechos Humanos y agrupaciones afines.

Tiempos atrás comentábamos con Antares acerca de la paradoja que encierra este estribillo tan cantado en tantos eventos político. Y son estas paradojas las que nos hacen pensar en la riqueza de la política y la historia.

"Adonde vayan los iremos a buscar"

Hace 50 años, Adolf Eichmann era detenido en el Gran Buenos Aires y transportado a Israel para ser juzgado por sus crímenes de lesa humanidad. No se les llamaba así en esa época. La Guerra Fría escondía en sus pliegues a muchos represores y asesinos, a cubierto de la Justicia en pago a servicios contra el enemigo de Occidente, el bloque soviético. Los ex-oficiales nazis habían hecho trabajos muy útiles a sus nuevos jefes. A cambio se les había facilitado la fuga a paraísos donde se preguntaba poco, particularmente si venía con la ayuda del Vaticano. Muchos nazis consiguieron esconderse en diferentes países sudamericanos, lejos de las grandes luces del Primer Mundo. Las nunca bien ponderadas policías de nuestros países dieron una manito a los amigos en desgracia. Por lo que sucesivos reclamos y pedidos de extradición fueron cajoneados y olvidados por ahí. Pero siempre hay alguien que ve. Alguien que recuerda. Alguien que habla. Y alguien supo de Eichmann, el responsable logístico de los campos de concentración. Y esta noticia llegó a oídos del Mossad. Sus agentes, hijos, primos, nietos, sobrinos de quienes fueron asesinados por los nazis, fueron "los que fueron a buscar".

Hay mucho para contar, decir, pensar sobre este hecho. La banalidad del mal (el libro de Hanna Arendt), la reacción de la derecha argentina (que todavía reclama de la "soberanía mancillada" por los judíos), la cuestión de la obediencia debida, entre otros. No lo vamos a hacer. Nos quedamos con el relato de ese momento, cuando Eichmann percibe que, finalmente, las víctimas habían cazado al victimario. Y dice "-Ya he aceptado mi destino". Otro mundo comenzaba a mostrarse: la impunidad no sería tan sencilla.

martes, 4 de mayo de 2010

Una Bullrich buena?

Quién hubiera pensado que íbamos a tener tanto de que hablar, tanto que discutir, tanto para disfrutar. Uno tiene la ilusión de poder ser brillante cada vez que escribe. Desearía tener la pluma afilada de un Lucas, la precisión de Verbistky, la erudición de Feinman, la ligereza profunda de Soriano. Pero uno es uno, y es lo que hay. Como decía María Esperanza, uno escribe por indignación. Y eso nos pasó en el conflicto con los ruralistas. Horas sacadas a actividades menos complicadas, aprovechando la banda ancha que nuestro bolsillo paga; todo para ser mirado por la gente conocida como una especie de nerd de las cuatro décadas; y hacer amigos, cruza de fanáticos de una buena discusión política y nerds, de 20, 30 o más. Quería hacer una nota sobre Martínez de Hoz en cana. JAM de H, como decía un viejo periodista de La Arena, tratando de reírse de esa figura, eminencia gris de la última dictadura. O sobre UNASUR, o sobre la norma digital. Estos tiempos están llenos de oscuros días de justicia.

Leímos, a través del blog de Gerardo, que Luciana Bullrich, periodista de La NaciOnline, hizo una buena nota sobre los blogs del palo. No sabemos si Luciana es pariente de Pato, una antigua tiratiros reconvertida en neoliberal, quien sabe. La cosa es que Luciana Bullrich ha hecho, con este artículo, honor a la tradición periodística que supo, en otras épocas, llevar este gran diario de la derecha. Nos dio el mismo gusto que las notas de Saguier. Como decíamos en el post anterior, somos carne de palabra escrita, nos gusta leer cosas bien escritas. Volverán los buenos artículos a la gran prensa argentina? Será esto consecuencia de la discusión política sobre los medios que estamos viviendo?

lunes, 3 de mayo de 2010

Nosotros leemos a Majul

Somos, como decía Dolina, gente que lee cualquier cosa y acumula conocimiento inútil. Como buenos lectores compulsivos que somos, este verano intentamos leer "El dueño", el último opúsculo de Luis Majul. Ya habíamos leído "Los dueños de la Argentina", el cual nos había resultado muy pasatista. Majul había conseguido hacer de historias escabrosas de los dueños del poder de este país una especie de texto de Caras. Hasta ahí todo bien. Esperábamos que "El dueño" fuera algo del estilo. Pero no. El libro es una sarta de chismes berretas de provincia, ninguna historia que no se haya escuchado de gobernadores en cualquier rincón de la Argentina. Para peor, el libro está lleno de verbos condicionales. Ni siquiera se juega para afirmar algo, como sí lo han hecho otros colegas suyos. Y encima, el libro es un embole. Ni siquiera es ágil. Sólo el gorilismo antiK puede haber hecho de ese ladrillo un best seller.

Llamado a la Solidaridad: se necesita con suma urgencia intelectuales y periodistas capaces, que sepan escribir panfletos de calidad con seriedad. Ponerse en contacto con la derecha argentina. grupoaurora@lanacion.com.ar

domingo, 2 de mayo de 2010

Se nos fue?

Intentamos no poner algunas ironías, pero parece que lo que se venía leyendo en estos meses se está confirmando. Y ya aparece en forma explícita en su sitio de Internet desde hace una semana. Nuevamente, un medio de derecha que trataba de parecer progre pasó al más allá.




Debieran haberlo cerrado cuando el Gordo Lanata se fue, que será todo lo que se quiera, pero indudablemente es un tipo muy capaz. Parece que al pedante de Caparrós no le dió el cuero. O fumó demasiado mientras el barco se hundía. Los periodistas que le vendieron su alma a Mata, se la venderán a precio de saldo al Clarinete? O vendrán para este lado, con el equino exhausto?

sábado, 1 de mayo de 2010

Reportaje al compañero Dvorkin

Me tomo el atrevimiento de copiar y pegar el reportaje que Alelí Jait, de FEDUBA, le hizo a Eduardo Dvorkin, quien es profesor de la Facultad de Ingeniería de la UBA, y responsable de la Comisión de Carta Abierta Desarrollo Tecnológico


En el marco de las entrevistas realizadas a actores claves del mundo académico, FEDUBA entrevistó a Eduardo Dvorkin, Profesor Titular de Mecánica Computacional en el departamento de Ingeniería Mecánica de la Facultad de Ingeniería de la UBA. (Producción: Alelí Jait).

¿Qué modificaciones deberían realizarse para retomar el proyecto universitario basado en la excelencia académica, que tuvo lugar entre 1958 y 1966, y que fue suspendido por la dictadura del momento y los gobiernos posteriores?

El marco internacional y nacional de la Reforma Universitaria: la Revolución Rusa y el Yrigoyenismo, respectivamente, marcaban direcciones de “des-aristocratización”. Los estudiantes cordobeses que se alzaron en 1918 contra la oscuridad clerical y contra una concepción anti-científica de la universidad, nos legaron a los universitarios principios imprescindibles.

Desde el ’18 el movimiento universitario, heredero del reformismo aún cuando muchas veces no se autodefinió como tal, se desarrolló intentando convertir la universidad en la palanca para cambiar el país. Falsas dicotomías entre excelencia académica y progresismo político oscurecieron y oscurecen muchas veces la elaboración de políticas universitarias.

El único intento sostenido de proyecto universitario, en que la excelencia académica fue un objetivo explícito, fue el desarrollado entre los años ’58 al ’66 en que se intentó edificar una universidad pública de excelencia científica, cuyo punto más destacado, en lo que hace a las ciencias duras, fue la FCEN de la UBA. La llamada “universidad reformista” no sólo fue notable científicamente sino que a la vez influyó políticamente sobre el país en su conjunto, levantando banderas democráticas y de desarrollo autónomo. Esta política universitaria no careció de fuertes opositores dentro mismo de las filas reformistas, los que acuñaron el mote de “cientificismo” para descalificar esta visión.

El largo camino que el movimiento universitario argentino debió recorrer enfrentando dictaduras y autoritarismos hizo que banderas de lucha coyunturales, perdidas en el tiempo las motivaciones que las justificaron originalmente, se cristalizasen como íconos religiosos.

En la actual etapa “normal” de la historia del país es esperable que las universidades aseguren que los fondos que la sociedad empeña en ellas retornen a la sociedad con la formación de científicos y profesionales de primer nivel y con el desarrollo de una investigación científica de excelencia que además sirva de base para un desarrollo tecnológico autónomo.

Hoy hay condiciones para que la excelencia académica sea finalmente el objetivo que guíe la política universitaria. Pero para ello es necesario atreverse a debatir, sin condicionamientos, temas cuya sola mención abre, como en las religiones, la sospecha de herejía:

¿Cómo asegurar la autonomía académica de las universidades permitiendo simultáneamente que la sociedad, a través de sus instituciones democráticas, defina para ellas funciones en el proyecto nacional?

¿El gobierno tripartito ó cuatri-partito en que complejas decisiones académicas se deben tomar necesariamente con el voto de alumnos y no docentes es compatible con el rol que se espera de las universidades? ¿Cómo asegurar la dualidad imprescindible en el gobierno universitario: combinar la libre expresión de todos con la priorización, en los asuntos académicos, de la opinión basada en el conocimiento?

¿Una universidad en que decisiones sobre modificaciones de planes de estudio y aún de simples programas de materias deben ser aprobados por órganos colegiados tri ó cuatri-partitos actuando en cascada, puede mantener esa operatoria en tiempos de cambios tecnológicos acelerados?

¿El ingreso irrestricto a la universidad es realmente la herramienta adecuada para lograr la imprescindible inclusión social?

La necesaria orientación de la matrícula, para intentar satisfacer las necesidades de la sociedad, implica favorecer algunas disciplinas por sobre otras. ¿Cómo poder hacerlo en el actual esquema de gobierno universitario?

¿Cómo articular la libre investigación universitaria con el incremento del valor agregado de nuestra producción y con la creación de nuevas fuentes de trabajo?

Una enorme cantidad de situaciones nuevas y de falla de algunos conceptos de la liturgia reformista para resolverlas hace necesario repensar la universidad con fuerte libertad conceptual.



¿Se puede pensar en desarrollar un país sin desarrollar la ciencia y la tecnología?

Si definimos como desarrollo simplemente el crecimiento del PBI, creo que la respuesta es afirmativa. Sin embargo creo que esa es una visión para nada satisfactoria del desarrollo.

Si nos referimos a una visión más adecuada del desarrollo, es decir crecimiento del PBI pero además crecimiento del valor específico de nuestra producción, creación de trabajo de calidad y consecuentemente mejora sensible en la distribución del ingreso, entonces llegamos a la conclusión de que no es posible desarrollar un país sin desarrollar la ciencia y la tecnología.



¿Es posible imaginar un desarrollo científico-tecnológico sin un fuerte compromiso y participación del estado?

El estado es el motor fundamental del desarrollo científico-tecnológico. En lo que sigue intentaré recapacitar sobre el impacto de este crecimiento de la inversión gubernamental en C&T sobre el desarrollo tecnológico del país, partiendo de algunas consideraciones esenciales:

La inversión en ciencia no necesita justificarse en base a su impacto sobre la tecnología, dado que la elevación el nivel científico del país es un fin en si mismo.

El desarrollo tecnológico significa elevar la calidad de los trabajos que desarrolla la población, con la consecuente tracción sobre nivel ocupacional, la educación, la investigación científica y el nivel de ingresos.

El desarrollo tecnológico del país implica la utilización de saberes locales en el desarrollo de productos de mayor valor agregado, porque está claro que la propiedad del conocimiento implica la propiedad de las ganancias.

La elevación del nivel de desarrollo tecnológico del país requiere el concatenamiento de la actividad de universidades, centros de I+D básicos, centros de I+D industriales, empresas de tecnología y plantas productivas.

El circuito conformado por la CNEA, el Instituto Balseiro, el Instituto Sábato, el INVAP y la CONAE constituye el único caso hoy existente en el país en el que este concatenamiento se ha concretado exitosamente.

Si analizamos lo que sucede en otros países vemos que son las empresas y agencias estatales las que invariablemente motorizan el desarrollo tecnológico. Grandes inversiones, prolongados plazos de retorno del capital y altos niveles de riesgo empresario resultan incompatibles con la necesidad de mostrar resultados en períodos fiscales.

En USA los motores del desarrollo son las agencias de energía, de defensa, el instituto nacional de la salud; en la Europa comunitaria los fondos de la UE, en nuestro vecino Brasil el concatenamiento de grandes empresas controladas por el estado como Petrobras con las universidades nacionales.

En nuestro país, en que el sector estatal de la economía fue deshecho, el desarrollo tecnológico requiere como condición previa su regeneración.



¿Cómo resolver la tensión entre la formación profesional según la demanda del mercado y la formación académica de excelencia?

Creo que uno de los dramas actuales de nuestra Universidad es que bajo una fachada progresista, las políticas universitarias son políticas neo-liberales:

Es el “mercado” el que decide en nuestras universidades la conformación de la matrícula y por lo tanto el tamaño de las diferentes unidades académicas. Modas pasajeras y “humores sociales” reemplazan lo que debe ser una obligación del estado: asegurarse que los recursos sociales sean invertidos de la forma que resulten de mayor utilidad social.

La baja de los estándares académicos es la contracara del punto anterior. Este es un problema compartido con la enseñanza primaria y secundaria.

martes, 27 de abril de 2010

El Compañero Monteiro Lobato

José Bento Monteiro Lobato fue uno de los más importantes escritores brasileños. Sus libros infantiles marcaron a generaciones de niños brasileños... y argentinos. En el capítulo de "Presidentes de Latinoamérica" dedicado a nuestra Presidenta, Cristina hace referencia a haber leído el libro que su mamá le había comprado.
No sólo eso, Monteiro Lobato fue autor de un libro para niños, panegirista del Plan Quinquenal. Interesante la duda de si lo hizo por encargo o por convicción. Habrá tenido su corazoncito el compañero?

Les copio abajo lo que salió en el suplemento cultural de la Folha de São Paulo este fin de semana.

"Vou lá comer bifes"

Com obra sendo relançada na Argentina, onde viveu entre 1946 e 1947, o escritor Monteiro Lobato manteve vínculos intelectuais e editoriais com o país vizinho durante quase 30 anos

Arquivo de família

Monteiro Lobato (1882-1948) com a mulher, Purezinha, e a filha Ruth em Buenos Aires

ADRIANA MARCOLINI
COLABORAÇÃO PARA A FOLHA, DE BUENOS AIRES

O que a presidente argentina Cristina Kirchner e a ensaísta Beatriz Sarlo têm em comum, além de serem mulheres e terem nascido no mesmo país? Ambas, quando eram crianças, leram Monteiro Lobato. "O Visconde de Sabugosa, o sabugo de milho que era um sábio, me encantava", lembra Beatriz Sarlo, atualmente uma das mais respeitadas intelectuais argentinas.
Mudaram os tempos. Passaram-se as gerações. E o autor brasileiro, cuja obra andava meio esquecida na Argentina depois que seus livros infantis tiveram um boom entre os anos 1940 e 1960, volta a ser publicado no país vizinho.
"Reinações de Narizinho", que na Argentina tem o sugestivo título "Las Travesuras de Naricita", foi o escolhido. A obra sai em reedição da Losada [170 págs., 39 pesos, R$ 18], uma das editoras responsáveis pela difusão de Lobato em espanhol, em parceria com a embaixada brasileira. O lançamento aconteceu ontem, no estande do Brasil na 36ª Feira Internacional do Livro de Buenos A ires.
O retorno de Monteiro Lobato ao cenário editorial portenho nos remete a um aspecto não muito conhecido de sua vida: o período de um ano, entre 1946 e 1947, que ele passou em Buenos Aires. "Vou lá comer bifes", declarou quando lhe perguntaram o motivo da sua partida. Segundo Edgar Cavalheiro, autor de "Monteiro Lobato - Vida e Obra" [ed. Brasiliense, 1956], a mais abrangente biografia do escritor, embora Lobato estivesse insatisfeito com a situação no Brasil, a viagem à Argentina já estava planejada havia anos.
Suas obras infantis tinham recebido grandes tiragens no país do Prata, que naqueles anos vivia um momento editorial promissor. Com a notoriedade que havia alcançado no Brasil e a consolidação na Argentina, Monteiro Lobato passava realmente a viver da renda de seus livros.
Em uma das muitas cartas trocadas com seu amigo Godofredo Rangel, escreveu: "Creio que me tornarei comum de dois países, pois vivo de livros e os que tenho aqui em ex ploração os terei também lá, todos, este ano. Cada livro considero uma vaca holandesa que me dá o leite de subsistência".
A relação entre o escritor e intelectuais argentinos teve início em 1919 e se prolongou até sua morte, conforme explica a pesquisadora Thaís de Mattos Albieri, que estudou o período de Lobato na Argentina. Foi construída por meio de cartas e artigos de jornais, numa via de mão dupla que, de um lado, incluía textos de Lobato (e sobre ele) na imprensa de Buenos Aires. E, de outro, artigos de autores argentinos que publicava na "Revista do Brasil" e livros que lançava por sua editora, a Companhia Gráfico-Editora Monteiro Lobato.
O escritor utilizou, na Argentina, a mesma estratégia adotada no Brasil para divulgar seu trabalho: a publicação de contos, ou de trechos de obras, em jornais e revistas, para se fazer conhecido antes de sair em livro. Assim foi com "Urupês", lançado em 1921 pela Editorial Patria, de Buenos Aires -seu primeiro livro a sair na Argentina. No sentido inverso, Lobato lançava no Brasil, em 1924, o romance "Nacha Regules", de Manuel Gálvez.
Esse fértil intercâmbio levou-o naturalmente a morar na Argentina, na certeza de que deveria divulgar mais sua obra para o público leitor local. E assim aconteceu. O escritor fixou residência na rua Sarmiento, 2.608, em pleno centro de Buenos Aires.
Durante sua estadia portenha, aprofundou as relações com os intelectuais locais, cuidou da edição de suas obras e estreitou o vínculo com os leitores infantis, participando de inúmeros encontros nas escolas. Sua popularidade chegou a ser tão grande que, em setembro de 1946, o magazine Harrod's promovia a "Semana Monteiro Lobato".
Poucos meses depois de chegar, associava-se a dois argentinos, Ramón Prieto e Miguel Pilato, na fundação da editora Acteón. Para Lobato, era a oportunidade de reviver os tempos em que era o editor e o gerente de sua própria obra.
A n ova casa editorial publicou com êxito "Las Doce Hazañas de Hercules" [Os Doze Trabalhos de Hércules] e em 1947 lançou "La Nueva Argentina" [A Nova Argentina]. A obra foi escrita diretamente em espanhol e até hoje pairam dúvidas se teria sido uma encomenda do governo.
Lobato assinou-a com o pseudônimo de Miguel P. García. No livro, voltado para crianças, Dom Justo Saavedra, pai de dois garotos, explica aos filhos o que é o plano quinquenal do general Juán Domingo Perón. Teve uma tiragem de 3.000 exemplares e, apesar de o governo argentino ter ensaiado a encomenda de uma tiragem de 100 mil, o projeto não se concretizou. A Acteón seria fechada pouco tempo depois.
Logo em seguida, sentindo "nostalgia da língua", como ele mesmo declara, Lobato retornava para o Brasil, concluindo o capítulo portenho de sua biografia. O escritor viria a morrer um ano após sua volta, depois de ter sido a "ponte literária" entre Brasil e Argentina ao longo de 29 anos.

"Hermano" Lobato

Intercâmbio do autor do "Sítio do Pica-Pau Amarelo" com a Argentina se deve não apenas a razões comerciais, mas também políticas, diz pesquisadora

COLABORAÇÃO PARA A FOLHA, DE BUENOS AIRES

A estudiosa Thaís de Mattos Albieri é autora da tese de doutorado "São Paulo-Buenos Aires - A Trajetória de Monteiro Lobato na Argentina" (Universidade Estadual de Campinas, 2009), um exaustivo trabalho de pesquisa sobre as relações literárias do escritor brasileiro com o país vizinho. Leia, a seguir, trechos da entrevista que concedeu à Folha.






FOLHA - O livro "A Nova Argentina" foi ou não uma encomenda?
THAÍS DE MATTOS ALBIERI - Acredito que tenha sido, por duas razões: a primeira é que o Lobato já era muito reconhecido, já tinha um caminho bastante trilhado na Argentina e de bastante sucesso e, portanto, não precisaria usar o pseudônimo de Miguel P. García para justificar o livro, se não fosse uma encomenda para falar bem do governo de Perón. É daí que vem a segunda hipótese: Lobato sabia que este livro poderia gerar muita polêmica no Brasil, como de fato gerou. Uma polêmica em torno da afiliação dele com o peronismo e o regime populista argentino. O que, por sua vez, não combinava muito com Lobato, porque ele tinha combatido Vargas, e os dois governos eram bastante parecidos. Acho que esta é mais uma possibilidade de o livro ter sido uma encomenda. São muitos os mistérios que o rondam. Hoje, na Argentina, não existe mais nenhum exemplar, por exemplo. Só co nsegui encontrá-lo no Brasil, na Biblioteca Infanto-Juvenil Monteiro Lobato, em São Paulo. E, mesmo assim, era uma cópia. Acredito que o original tenha definitivamente se perdido. A minha hipótese é que tenha sido recolhido e queimado.

FOLHA - De onde partiram as principais críticas ao escritor?
ALBIERI - Alguns jornalistas o criticaram. Na biografia de Lobato escrita por Edgar Cavalheiro nos anos 1950, ele cita nomes, mas sem mencionar a fonte. Para nós, pesquisadores, isto é um problema.

FOLHA - Qual foi o papel de Monteiro Lobato na aproximação literária entre o Brasil e a Argentina?
ALBIERI - Ele foi muito importante para isso. Publicava autores argentinos no Brasil e sua obra era publicada na Argentina. Contou com alguns apoios cruciais em Buenos Aires, que o ajudaram nesse trabalho. Manuel Gálvez, um autor com uma trajetória muito parecida com a do escritor brasileiro, foi um dos três intelectuais que o ajudaram. Vários livros dele foram publicados por Lobato no Brasil. O tradutor Benjamin de Garay e o uruguaio estabelecido na Argentina Horacio Quiroga foram os outros dois. Este último contribuiu muito para a inserção de Lobato na imprensa portenha.

FOLHA - Ele tinha tino comercial?
ALBIERI - Acho que era um bom comerciante, sim. Teve algumas ideias boas para a popularização do livro, da literatura, e da relação entre a literatura e a imprensa. Na minha opinião, enxergava o livro como um objeto qualquer que, portanto, deve ser oferecido para o mercado como alguma coisa vendável. Ele investiu muito na parte gráfica do livro: ilustração, quarta capa, capa.
Também fazia propaganda dos livros dele nos próprios volumes que eram publicados por sua editora, inserindo uma página final com os títulos dos próximos lançamentos na "Revista do Brasil". Perceber isso, em 1920, foi uma inovação e tanto para o mercado livreiro da época, que no Brasil ainda era incipiente.

FOLHA - Lobato admirava a Argentina?
ALBIERI - Ele tinha apreço pelo país. Isso ocorria por razões comerciais, porque enxergava o potencial que havia ali para a publicação dos seus livros, e por motivos políticos. Quando foi para a Argentina, não tinha mais muito espaço no Brasil para manifestar suas ideias, e tendo até mesmo sido preso em 1941. Então surgiu a ideia de ir para a Argentina, onde já tinha um público fiel desde o final dos anos 1930, começo dos 1940. Quando declarou "vou lá comer bifes", era uma maneira jocosa de justificar a sua escolha. Na verdade, a ida dele para lá foi uma maneira de driblar o silenciamento sobre a sua produção no Brasil.

FOLHA - As obras infantis de Lobato são conhecidas nos outros países hispânicos da América do Sul?
ALBIERI - Sim, fazem parte do acervo de boa parte das bibliotecas nacionais desses países. No Chile, ele foi publicado localmente; os outros países devem ter adquirido as edições argentinas. Fiz uma pesquisa e descobri que há livros dele nas bibliotecas nacionais de Colômbia, Peru, Chile, Uruguai (onde até existiu uma livraria com o seu nome) e Argentina -onde encontrei versões de suas obras infantis para o braile, na Biblioteca para Cegos. (AM)

Reinações de Kirchner

Em prefácio à edição em espanhol de "Reinações de Narizinho", a presidente da Argentina relembra a leitura e a influência da obra mais célebre do autor brasileiro

Narizinho e Pedrinho, duas crianças fantasiosas, aventureiras, inquietas e sempre desejosas de saber mais, podiam ser um de nós

CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER

Mamãe ou meu avô costumavam atender quando o vendedor de livros tocava a campainha em nossa casa. Era época de vendas em prestações intermináveis. Dicionários em três volumes, imensos e pesados, que apenas aos seis ou sete anos eu conseguia tirar da estante para ler, coleções completas de todo tipo de enciclopédia, revistas e fascículos da Bíblia e outros relatos que minha mãe logo mandava encadernar. A lista seria infinita, dado o tamanho da biblioteca que se foi formando naqueles anos de infância. Mesmo assim, minha memória registra, com absoluta nitidez, a chegada em minha casa da coleção completa daquilo que recordo como "Las Travesuras de Naricita e Perucho" [as reinações de Narizinho e Pedrinho], de Monteiro Lobato. Eram livros de capa dura, coloridos, com os perfis dos rostos de Narizinho e Pedrinho desenhados na capa em dourado, e constituem um registro visual inesquecível. Mais do que lê-los, literalmente devorei esses textos que iam das mais aloucadas fantasias ao ensino de história, geografia, geologia e todo tipo de conhecimento. Emília, a boneca de pano, teimosa e cheia de caprichos, intrigante e resmungona, mas adorável como poucas, convivia com o Visconde -um sabugo de milho que usava cartola e monóculo-, sempre sensato, sério e responsável. Narizinho e Pedrinho, duas crianças fantasiosas, aventureiras, inquietas e sempre desejosas de saber mais, podiam ser um de nós. A avó Dona Benta, com seus óculos e cabelos grisalhos, e a ajuda da negra Nastácia, a inefável "tia" criadora da boneca Emília, fazia do Sítio do Pica-pau Amarelo um lugar em que todos nós desejaríamos viver.

Reencontro
Passada a infância, imaginei que todos esses personagens passariam a ser parte de distantes recordações sobre uma meninice feliz cercada por bonecas e livros, brincadeiras e conhecimento. No entanto, a vida, o destino pessoal ou o do país, ou ainda ambos em intensa combinaç ão, fizeram com que eu voltasse a encontrá-los em outras duas oportunidades. Uma delas foi no ano de 1976. Muito tempo havia passado desde minhas leituras infantis. Nossa biblioteca familiar, sob minha influência e depois a de minha irmã Gisele, havia incorporado outros textos. Junto a Monteiro Lobato havia Hernández Arregui, Rodolfo Puiggrós, Arturo Jauretche, Scalabrini Ortiz, Marechal, Cooke, Frantz Fanon, Walsh, Perón, Galeano, Benedetti, Darcy Ribeiro, Paulo Freire, Sartre, Camus e muitos outros. As fantasias haviam dado lugar às utopias, as aventuras, à militância, o conhecimento puro e quase asséptico, a outro conhecimento: o da estrutura cultural que, sob o efeito das ditaduras militares recorrentes, desaparecia em meio à desinformação e à espoliação de nosso país e da América Latina. Certa tarde de fevereiro de 1976, um dia irrespirável não apenas pelo calor, mas por aquilo que estava acontecendo [naquele ano, começou a ditatura militar na Arge ntina, que se prolongou até 1983], cheguei à casa de mamãe. Já não morava lá; no ano anterior, havia me casado com um colega de faculdade. Ao entrar, encontrei minha irmã encapando livros cuja simples posse, em caso de revistas domiciliares -muito frequentes naquela época-, era passaporte direto para o cárcere, na melhor das hipóteses. Gisele, ao mesmo tempo, estava cortando as primeiras páginas dos livros de Narizinho e Pedrinho e colando-as nos livros de Puiggrós, Fanon, Walsh ou Cooke. "O que você está fazendo, sua louca?", perguntei, sempre amável e diplomática. Ela me olhou e disse: "Eu, louca? Louca está a mamãe, que quer queimar todos os livros; aliás, ela já jogou no esgoto todos os "desca" e os "militancia'" ("El Descamisado" e "Militancia" eram dois semanários obrigatórios daquela época). Minha irmã continuou encapando os livros "perigosos" e retirando páginas dos livros de Monteiro Lobato, enquanto eu a contemplava, absorta, sem saber se d evia rir ou chorar. Não fiz nenhuma das duas coisas e parti para minha casa em City Bell, nos arredores de La Plata, onde vivia com Néstor Kirchner, que havia deixado de ser meu colega de faculdade para se transformar em meu companheiro de vida. A casa de minha mãe nunca foi revistada, e nunca voltei a perguntar a minha irmã se Narizinho e Pedrinho continuam misturados àqueles livros da minha juventude. A mente humana sempre dá um jeito de esconder em algum canto aquilo que não desejamos recordar. Passaram-se os anos e a ditadura. Néstor foi eleito prefeito de sua cidade natal [Río Gallegos, capital da Província de Santa Cruz, no sul da Argentina], em 1987, e eu, deputada provincial em Santa Cruz, em 1989; ele foi eleito governador da Província em 1991, cargo para o qual se reelegeu em 1995 e 1999. No ano de 2003, foi eleito presidente da Argentina. Passados exatos 30 anos daquelas leituras, daqueles fogos. Começou seu mandato em um país à beira da dissolução econômica e social, depois da moratória. Sem esquecer as Malvinas [arquilélago sob dependência do Reino Unido e pretendido pela Argentina, cuja disputa ocasionou uma guerra em 1982] e uma geração desaparecida que havia bebido daqueles textos para tentar escrever uma história distinta. A partir de 1995, fui eleita, consecutivamente, deputada e senadora nacional. Era esse último posto que eu detinha quando ele assumiu a Presidência.

Sonhos e utopias
Foi no ano de 2008 que tive meu terceiro encontro com Narizinho e Pedrinho. Desta vez -coisas da vida- aconteceu no Brasil. O Brasil de Monteiro Lobato. Eu já não era uma menina que lia incansavelmente, ou tampouco a jovem militante peronista com o cigarro constantemente na mão que lia e discutia o tempo todo. Tinha 55 anos e era presidente da República Argentina em visita oficial aos irmãos da República Federativa do Brasil. Dividia a mesa, entre outros, com o presidente Luiz Ináci o Lula da Silva e com o chanceler Celso Amorim quando, de repente, -jamais vou recordar o motivo- Narizinho e Pedrinho apareceram uma vez mais na conversa. Celso disse algo sobre Monteiro Lobato e eu lhe contei sobre minhas leituras infantis. Ele não conseguia acreditar. Também eram seus livros preferidos. Surgiu ali a ideia de patrocinar, por parte do governo do Brasil, uma nova edição das aventuras de Narizinho e Pedrinho, dessa vez com um prefácio da presidente da Argentina. E cá estamos. Não sei se este será meu último encontro com aquelas crianças de quem me sinto tão íntima. Se os filhos de meus filhos lerão livros ou serão aprisionados definitivamente pela web. Não sei. Espero que não. Por eles. Perderiam o prazer indescritível de abrir um livro sem saber o que vão encontrar, imaginar, fantasiar. Perderiam as sensações que significam atravessar essa vida construindo utopias e abrindo caminhos que pareciam definitivamente fechados para o nosso país e o nosso continente. Por isso, continuo a esperar por novos encontros. Por eles e por nós. Em resumo, por todos. A Narizinho e Pedrinho, a Emília e ao Visconde, a Nastácia e Dona Benta, e a todos os que contribuíram para alimentar meus sonhos e criar minhas utopias.

CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER é presidente da Argentina. Este texto foi originalmente publicado como prefácio de "Las Travesuras de Naricita". Tradução de Paulo Migliacci.