martes, 1 de abril de 2014

Hoy se cumple el 50º aniversario del primer golpe de los tantos que asolaron Latinoamérica. En el Día de la Mentira, el 1º de abril de 1964, los milicos brasileños dieron un golpe "contra el comunismo y la corrupción". Mataron muchos comunistas y otros opositores, mandaron al exilio a unos cuantos más, fueron tanto o más corruptos que el resto.



Vladimir Herzog era un periodista de origen judío, que fue al siniestro DOI-CODI, el centro de comando de la represión en São Paulo, a ver por qué lo buscaban. Era el director de periodismo del canal de televisión cultural paulista, la TV Cultura...

Apareció "suicidado", como tantos otros, el 25 de octubre de 1975, con la particularidad de que estaba colgado y arrodillado. El rabino Henry Sobel resistió la versión oficial del supuesto suicidio, y le dio el tratamiento y permitió su entierro en el cementerio de la colectividad.

Zuzu Angel era una estilista y personaje del "Tout Rio". Su hijo, fruto de un casamiento con un estadounidense que vivía en el interior de Brasil, debido a su militancia, fue secuestrado, torturado y asesinado. Zuzu rompió con su círculo social al tener que enfrentar las complicidades y los silencios. Sabía que iba a ser asesinada. Le dejó una carta a su amigo, Chico Buarque, quien denunció el crimen de Zuzu, disfrazado de accidente. Luego hizo esta música,



Los milicos brasileños siguen usufructuando de su impunidad. Poco ha hecho el poder público para frenarlos. Pero hay pequeños movimientos en muchos lados, particularmente en los estados más al sur, donde se repiten prácticas de escrache como las que se hicieron aquí en otros tiempos, donde reinaba la impunidad.


Esto pasó en Campo Grande, capital de Mato Grosso do Sul. En Brasil hay muchos lugares públicos que llevan el nombre de los dictadores, como Costa e Silva, Castelo Branco, Médici, entre otros. Hasta la Cámara de Representantes de Mato Groso lleva el nombre de Filinto Müller, asesino de la dictadura

LinchedIn

La nueva red social

martes, 25 de marzo de 2014

El antisemitismo que ronda la teoría conspirativa sobre el vuelo de Malasyan Airlines

Desde el accidente o lo que fuere que ocurrió con el vuelo MALAYO, no malasio como lo escriben las legiones de periodistas ignorantes de casi todo, anda circulando el supuesto de que en ese avión iban 4 de los 5 detentores de una patente de un componente electrónico. El quinto, dicen estos medios habitualmente desinformados y llenos de prejuicios, era Jacob Rothschild.

Para aclarar los tantos:

Freescale es una gran empresa de procesadores electrónicos especiales, "chips". La empresa se desprendió de Motorola hace algunos años, y desarrolla procesadores para varios tipos de aplicaciones. Una empresa de este tipo maneja cientos de patentes, y una patente de un bien tecnológico no representa gran cosa, puesto que las guerras comerciales ponen a estas entidades a hacer desarrollos permanentes que constituyen nuevas patentes. No es la fórmula de la piedra filosofal.

Freescale perdió a 20 empleados. La lista de pasajeros está aquí. Claramente, y al menos en su gran mayoría, son asiáticos, muy probablemente empleados regionales o ingenieros. Resulta dificil pensar que 4 importantes ejecutivos andan en un avión común de pasajeros.

Rothschild es un tipo muy rico, jefe de una dinastía de financistas y banqueros. Judíos. Como ricos que son, tienen intereses en muchos lados. Pero no son los dueños de Freescale ni de Blackburn (su controladora). Tampoco hay patentes a nivel individual, sino que son las empresas las que las tienen.

Pero claramente el cuento no tiene sentido. La macana es que estas historias hacen las delicias de los paranoicos, particularmente de los antisemitas.

domingo, 23 de marzo de 2014

Cacerolos brasileños

Estos días, y sobre el aniversario número 50 del golpe militar que dio inicio a la última dictadura en Brasil, el clima mediático se calentó en torno a resaltar los supuestos hechos de corrupción en los que estaría envuelto el gobierno de la compañera Dilma. Muy en tono antipolítico, muy de aquello de "todos los políticos roban" o, "son todos lo mismo". Con ese fogoneo hubo quienes quisieron repetir una famosa marcha que hubo en el país vecino, como preludio del Golpe, la "Marcha Com Deus pela Família e a Liberdade". En aquella época, la marcha, militada por la Iglesia Católica y los conservas, consiguió mover un millón de personas, según ellos dicen, y seguramente bastante concurrida para los cánones brasileños. Ello sirvió para mostrar que era necesario un golpe para "sanear las instituciones y combatir la subversión". Como también pasó aquí y en los otros países latinoamericanos, fue mucho de lo segundo y lo contrario de lo primero. También ese golpe fue bendecido por la Iglesia, la Embajada y la Corte Suprema.

Finalmente, la Marcha remixada se hizo en varias capitales brasileñas. Con Uds las fotos



La crónica y las fotos originales en el enlace de Carta Capital, la única revista brasileña de política que vale la pena.

Aquí diríamos: "-Borombombom, borombombom, vinieron todos, qué pocos son.-"

Diccionario: CCC es una paráfrasis del "Comando de Caça aos Comunistas", la Triple A brasileña

jueves, 6 de marzo de 2014

Jacobo Timerman, sobre Lanata

Extraído de una nota con Graciela Mochkofski, en El puercoespín

"-No. Eso no es investigar. Eso es espiar. Confunden. El trabajo de periodista está bien definido, y eso es lo que hay que hacer. Todas esas cámaras ocultas, locuras, todo ese periodismo… Jorge Lanata es abominable. Porque excita al lector, lo manosea, lo marea, pero no aparece nada. Hace poco anunciaron: “Mañana en el programa Día D hemos descubierto el refugio de Monetta”. Es interesante. ¡Además Monetta, tanto anunciarlo como para que se vaya! Me llamó la atención.

-¿Y qué pasó?

-Recorrieron algunos lugares donde Monetta había vivido alguna vez.

-Eso es embaucar al espectador.

-Hay mucho de eso en los diarios, en todos lados, hay muchísimo. Todos los días, es permanente.

-Aparte Lanata tiene un tema con Moneta.

-Pero muy bien. No importa que esté obsesionado. Pero mintió. Esa es la base de todo. Mintió…"