lunes, 8 de junio de 2009

Un filósofo peronista

Este jueves a las 20 hs. estará en el Centro Cultural Oesterheld la viuda de Rodolfo Kusch, Elizabeth. Hablaremos de la obra de Rodolfo y de la vigencia de su pensamiento en el actual contexto latinoamericano.

“Comenzaremos con la filosofía, porque pienso que nuestro problema americano no consiste en que nuestra realidad es indómita, sino antes bien en el hecho de que no tenemos formas de pensamiento para comprenderla” (“Tecnología y cultura”).

Cuando Rodolfo Kusch murió en Maimará, el 30 de septiembre de 1979, estaba muy lejos del ámbito en el que se había formado como filósofo. Distancia geográfica (había nacido en Buenos Aires el 25 de junio de 1922 y se había recibido en la Universidad de Buenos Aires), pero también conceptual.

Desde sus trabajos iniciales "La seducción de la barbarie: análisis herético de un continente mestizo" (1953) y "América profunda" (1962), este pensador elaboró un sistema en el que recuperó elementos de la cosmogonía indígena y los conjugó con su formación filosófica. De este modo, Kusch se preguntó por el pensar en América latina, por la relación entre lo emergente y lo sumergido, los sectores medios y el pueblo, lo civilizado y lo bárbaro. Recuperó términos clásicos como doxa y noesis y los integró a este sistema. En "Geocultura del hombre americano" (1976) redefinió categorías como cultura, política y lengua.

Fue un hereje. Rodolfo Kusch era peronista y pensó en el peronismo, en el pueblo peronista y en Perón, a lo largo de toda su obra. Abominó de todo el pensamiento académico eurocentrista: estaba tan lejos del marxismo ortodoxo como del positivismo o de cualquier otro intento de transferir sin más esquemas de la modernidad europea al espacio latinoamericano. Hoy a Kusch se lo lee poco en los ámbitos universitarios. Así los mediocres le hacen pagar su originalidad, su vitalidad, su rabioso populismo. Ellos se lo pierden.

“Hemos sido formados sobre la ruptura de la continuidad biológica entre sector medio y pueblo. Por eso ante los momentos de crisis por el poder universitario se plantea la reiteración de lo técnico, y lo mismo pasa en la filosofía. En este juego es siempre preferible ser un recién egresado, formado por profesores liberales, a los cuales se les asigna el papel de maestros, porque esto mismo facilita el reingreso a la universidad y la persistencia del juego, el juego de ver cómo uno nunca asume toda la verdad del país, ya que logra escamotearla, y crea constantemente antídotos, especialmente en la política, para creer que se está movilizando al pueblo o haciendo su filosofía, sin tener nunca una noción clara sobre esto. No hay un proyecto peronista para la universidad. ¿Por qué? Porque somos sectores medios. Y aun como peronista, cómo cuesta cambiar la cara a la Universidad. Logramos sólo las variantes tibias pero no la peronista que es más profunda”. (“El miedo a pensar lo nuestro”, en Geocultura del hombre americano).

El Centro Oesterheld queda en 17 nº 1120 entre 55 y 56, La Plata.
TE (0221) 4525270.
mail y facebook : centro_oesterheld@yahoo.com.ar

2 comentarios:

RR dijo...

que interesante, lastima no puedo concurrir pues estoy dando clases en un secundario, conocí a Elisabeth en Maimara cuando estabamos leyendo a Kusch, y habiamos formado un grupo de lectura, incluso armamos un grupo para discutir, tenemos fotos,sera bueno que ella las vea. si ustedes estan en la organizacion tal vez puedan avisarle o publicar si va a ir a otro lugar. Se podria organizar una charla en un local en capital por ej. mi correo es disiento@hotmail.com ó gmail.com
un saludo y un abrazo

Antares dijo...

RR,
Elizabeth va a estar en Capital en la presentación del libro "Somos una simple clase media", en el Museo Sívori el sábado 13 de junio. De todos modos le haré llegar lo de las fotos y su dirección de mail.
Un abrazo.