sábado, 25 de julio de 2009

33.400 Pixotes


Estos días, la UNICEF y la Universidade Estadual de Rio de Janeiro hicieron público un informe sobre las tasas de homicidio de adolescentes en Brasil. Los resultados son asustadores. Estiman que, siguiendo los datos de 2006, 33.400 chicos de entre 12 y 18 años serán asesinados (si, leyó bien: ASESINADOS) en las ciudades brasileñas de más de 100 mil habitantes, hasta el 2012.

En otros posts hemos hablado de la situación de la violencia en el país vecino, y de los escalofriantes números que se manejan. Dejando aparte la estadística, pensemos que son chicos que ya no tendrán otro futuro que la bala. Y no es que "no se haga nada". El problema es que lo que se hace es lo que se viene haciendo desde siempre: se deja desamparada a esa niñez, no se le ofrece futuro. La derecha ofrece lo de siempre: agachar el lomo o las balas. Mientras, compra su merca alimentando el circuito clandestino de la violencia. Leemos que la probabilidad de ser muerto es el doble para un adolescente negro que para un blanco; que particularmente Foz do Iguaçu es la ciudad que registra más muertes per cápita por la violencia.

Vieron "Pixote", de nuestro genial compatriota Héctor Babenco? Como tantos extranjeros, Babenco ha sabido ver por el medio de la trama del sentido común, las entrelíneas de la otra sociedad.
Pixote, el protagonista de la película, Fernando Ramos Da Silva, fue asesinado a los 19 por la policía de Sampa.

Además de condolernos por esa sangría, esa guerra espantosa que se toma tantas víctimas, al cual ese "maravilloso" capitalismo brasileño no es ajeno; nos preguntamos si ése es el camino que se ha decidido seguir en nuestro país. Hace rato que se acepta que los únicos privilegiados ya no serán los niños. Hace rato que se acepta que los principales blancos móviles de esta estructura económica que supimos conseguir gracias a Isabel, la dictadura, el menemismo y de la Rua. El kirchnerismo hizo algunos esfuerzos por salirse de este camino, pero si no se toma esta cuestión con mayor firmeza, esto no lleva a otra cosa que a aumentar esta guerra de exterminio de los chicos pobres.

3 comentarios:

Turko dijo...

solo tengo un vago recuerdo de un informe periodistico, donde una ONG de brasil, trabajaba con la mayoria de los pibes muertos en la masacre de la candelaria, (que justamente el 23 de julio se cumplen 14 años); denunciaba que habián pedido ayuda a Unicef porque se veian venir este episodio y que el organismo " prestigioso" internacional, no les dió ni bola.
pero bueno... no puedo recordar bien la fuente. un abrazo.

Eduardo Real dijo...

No a la asunción de Chemes como diputado. Ver:
http://centroizquierda.blogspot.com/2009/07/un-parlamento-de-lujo.html

Vincent Vega dijo...

Turko, gracias por tu comentario. Creo que uno de los puntos altos de la blogosfera es mantener la memoria

Eduardo, estamos en esa.