sábado, 13 de abril de 2013

Solidaridad con Lucas Carrasco

Me puse las pilas para escribir un post en el blog. Las tormentas me dejan sin luz y estaba con mucho laburo. Igual sigo leyendo los blogs que me abren la cabeza y me hacen reflexionar. Escribo porque leí el post de ayer de Lucas, y refería a un post de Abel sobre la falta de expresión de los blogueros K sobre el tema.

Los blogueros K son (somos, en la medida que los escribidores de este blog somos K) la posibilidad de leer y reflexionar en estos tiempos de empresas periodísticas gigantes que se dedican a la propaganda descarada para el mejor postor, o montadas por algún postor. Incluyo a los soporíferos medios oficiales, aunque Télam se salva un poco, básicamente por los blogueros y los dibujantes, en particular Minaverry. Pero hace mucho que no leemos diarios salvo el Página los domingos, y alguna vez La Nación. El resto es basura. Todo. En varios posts hemos expuesto miserias y mierdas de los medios, que son escritos por periodistas profesionales. Qué tristes y patéticos resultan. Estoy convencido de la necesidad de cerrar las facultades de periodismo. Para hacer lo que hacen, con un cursito técnico de algunos meses alcanza. O unificar y hacer carreras de periodismo y propaganda. Así, por lo menos, nadie sale engañado.

Leo a Lucas casi desde sus inicios, en 2008 cuando parecía que la República de la Soja nos volvía a la normalidad del milico, el cura y el gaucho, y creo haber leído casi todo lo que publicó. Lucas es incómodo. A veces parece que se esmera en molestar a quienes tiene más cerca. Sin dudas es autodestructivo. No lo conozco en persona, pero por los relatos parece de aquellos amigos que son para matarlos a veces. Pero Lucas dice verdades. Habla de las hipocresías. Expone las mierdas sin compromiso con el que manda o paga. Y eso al periodismo le hace bien.

El estilo de Lucas es la ametralladora. Hace mucho otro bloguero lo definió así, como la ametralladora que escupe pensamientos que son verdades que molestan, the awful truth sin ingenuidad ni anestesia. Como si fuera una revista Barcelona, pero desde el despiadado frío de la madrugada y sin humor. Después Leuco decidió que era un buen blanco para hacerse la víctima y hablar de los ataques del Gobierno. Claro, un forro de ese tipo nunca tendrá la profundidad de Lucas para comentar nada.

Y el gobierno no necesita de adulones y alcahuetes. Sí de propagandistas, que los tiene, y esos sí son buenos. Pero no de periodistas alcahuetes. Necesita que le digan dónde está desnudo, dónde se le ve el culo. Y que suene feo. Porque desde los sillones no se ve qué pasa abajo. Y nosotros (ahora uso plural), los intelectuales (en el sentido marxista), que hacemos el trabajo de apoyo intelectual y, en nuestras áreas de trabajo le damos proyección estratégica a este "Modelo", necesitamos poder pensar sin filtro, ver las cosas como son, y no que un egresado del Colegio, que nunca militó fuera de su tribu y no sabe qué es luchar desde el llano por el cambio venga a explicarnos cómo es el mundo.

Igual, a Lucas lo seguiremos leyendo. Sus comentarios internacionales, sus crónicas desgarradas, su humor corrosivo nos mantendrán despiertos, solos en la madrugada de esta época

Un abrazo a Lucas, que a pesar de que nos sacó de su lista, creemos que nos sigue leyendo alguna vez que escribimos algo que valga un poquitito la pena

9 comentarios:

Comandante Cansado dijo...

Gran post. Hace poco le decía a un amigo (el Peronista Belga, de hecho) que Lucas es insoportable como todo moralista, pero es un moralista coherente, y de esos hay pocos.

Vincent Vega dijo...

Hola Comandante, muchas gracias. Lucas es como un Dante Panzeri de hoy

Comandante Cansado dijo...

Sabe que no sabía ni quién era Panzeri hasta que vi el post en "Nada es casual". En cambio, siempre digo que Lucas es el Hunter Thompson panzaverde y que hace periodismo gonzo. Un abrazo.

Comandante Cansado dijo...

¿Así que lo borró Lucas? A mí (y a montones más cuando le agarró un ataque de pureza peronista o algo así) me sacó Artemio. Ay, las estrellas blogueras...

Vincent Vega dijo...

Me mató, don Comandante, no sé quién es Hunter Thompson. Pero lo agarré, si no le sonaba Panzeri, seguramente está en las ligas junior.
Artemio también nos sacó, creo que no le gustó algún post sobre el pejotismo

Comandante Cansado dijo...

Sólo si las ligas junior hasta casi la cuarentena, pero gracias :). Hunter Thompson es el autor del libro que adaptó Terry Gilliam (a lo Terry Gilliam) para su película Fear and Loathing in Las vegas, con unos bizarrísimos Johnny Depp y Benicio del Toro.

Vincent Vega dijo...

La voy a buscar, porque esa de Gilliam no la conocía

lucas carrasco dijo...

Gracias

Vincent Vega dijo...

Vio, Comandante, el espíritu de la madrugada pasó! Saludos, Don Lucas