miércoles, 21 de enero de 2009

Esvásticas e Israel


Dudé mucho en escribir este post. Cada vez que hay un altercado donde Israel es el malo de la película, las reacciones histéricas se multiplican y el lenguaje alcanza voltajes carriotistas. Mucho grito y poco pensamiento, mucha CNN y poca información. Creo, de todas maneras, que es necesario escribir al respecto. Hay que hacerle frente a la demasiada desinformación, al demasiado prejuicio. No por lo que pueda ocurrir en Medio Oriente. Sería muy megalómano pretender que lo que se hace aquí pueda tener mucha o alguna incidencia en un proceso político que ocurre a miles de kilómetros de aquí. La paz en Medio Oriente será alcanzada cuando los pueblos involucrados lleguen a un acuerdo de coexistencia. Lo poco que podemos hacer/observar es apoyar las iniciativas de paz, tratando de entender que se trata del conflicto entre pueblos que son vecinos y parientes. Pero sí es importante por las consecuencias que este conflicto trae. Particularmente por el antijudaísmo que subyace en mucho de lo que se dice y muestra. Por el próximo atentado antijudío que vendrá en consecuencia, justificado por la "opinión pública" en función del sufrimiento palestino. Porque tenemos la obligación de entender las complejidades del asunto que abordamos. Tengo la impresión de un cierto regodeo en quienes escriben/dicen "sionismo (judaísmo) = nazismo", que al final viene a confirmar lo que tanto les inculcaron acerca de los judíos: la perversidad, la taimadez, la inintegrabilidad. Es como si estos autores estuvieran diciendo "vieron? los judíos son así". Entiendo los esfuerzos de muchos de los compañeros blogonautas para mostrar la variedad y diferencias entre ser sionista, israelí o judío. Pero para los autores que mencionaba antes fue, es, y será lo mismo. Simplemente por corrección política dicen "sionista" cuando en realidad piensan "judío".

Una pequeña anécdota personal de hace unos cuantos años: íbamos con una amiga y su padre, quien me acababa de conocer. El señor, sabiendo sólo mi nombre, se lanzó a una diatriba contra los judíos en el gran estilo facho argento. Cuando mi amiga le dijo que yo era judío (técnicamente, tengo ascendencia judía), el hombre se puso blanco y, sobre la marcha, cambió el discurso para continuar su diatriba contra "la derecha israelí". Más claro echale agua. No encuentro otra explicación que no sea este antijudaísmo subyacente, al hecho que se mida a Israel con una medida diferente a la de los otros países. Este mundo es pródigo en violencias de todo tipo, y sin embargo no se ven tamañas reacciones cuando uno de los protagonistas es otro que Israel.

Anda circulando por ahí un collage de fotos donde se pretende equiparar a Israel con el Estado Nazi, donde al lado de fotos de campos de concentración nazi se ponen fotos de víctimas palestinas de brutalidades cometidas por israelíes, para terminar con una bandera israelí con una esvástica en su centro. Todo acompañado por el texto "una imagen vale más que mil palabras". Como si fuera una demostración irrefutable, imagen por imagen, de la equivalencia de la Alemania nazi e Israel.

Como justamente detestamos el uso de la hipérbole para analizar cualquier situación, como no creemos que Néstor sea Hitler o que vivamos en una dictadura, podemos tratar de situar el problema:

1) Israel tiene poco más de 7 millones de habitantes, de los cuales casi 6 son judíos, y el resto, en su mayoría, son árabes y drusos. Unos 300 mil judíos viven en los territorios ocupados en 1967 (Cisjordania, Jerusalém Oriental y los Altos del Golán), donde viven también 3 millones de árabes palestinos.

2) Israel es una democracia parlamentaria. TODOS LOS CIUDADANOS ISRAELÍES, JUDÍOS, ÁRABES Y ETC VOTAN. Hay partidos para lo que uno quiera: derecha, izquierda, religiosos, laicos, árabes, rusos (sí, ruso), comunista. El congreso es variopinto, ya que casi todos, incluyendo los árabes israelíes, tienen representación. Igual que en los regímenes nazis, o no?

3) Israel es un país como cualquier otro: tiene laburantes, políticos, policías, chorros, putas, taxistas e intelectuales, comerciantes. Economistas neoliberales y keynesianos. Pilas de religiosos: judíos ortodoxos, rabinos liberales, curas católicos, sacerdotes coptos, ortodoxos armenios, protestantes de todas las variantes, bahai. Debe haber marcianos asesinos, pero deben ser muy pocos.

4) Los ciudadanos árabes israelíes, drusos y filipinos viven como el resto. No están confinados en guettos ni en bantustanes. Ejercen sus actividades, igual que los judíos. No hay campos de concentración ni limpiezas étnicas.

5) Hay controles de seguridad por todos lados: al entrar al super, en el tren, en el bar, en el aeropuerto. Pero los barrios son abiertos. No se ven countries. Hay pueblitos árabes, drusos, judíos, pequeñísimos y vecinos unos de los otros.

5) Egipto, el principal contrincante de Israel, llegó a entendimientos y a la firma de la paz con este último. Israel desocupó el Sinaí a cambio. Con Jordania también se firmó la paz. Hay conversaciones de paz con Siria. Hubo un principio de acuerdo con los palestinos, que por ahora está estancado, pero que ha llevado a una autonomía limitada de la Autoridad Palestina.

6) Israel ocupa, desde la Guerra de los 6 días, Cisjordania y Jerusalém oriental, los Altos del Golán y ocupó la Franja de Gaza, desde esa época y hasta 2006. Las dos primeras áreas pertenecían a Jordania, la segunda a Siria, y la tercera a Egipto. En todos esos años hubo fuertes intentos, sobre todo de la derecha israelí (de la de verdad), de anexar esas áreas para un Gran Israel. La resistencia palestina, encabezada por Arafat, consiguió sostenerse y colocar el problema de la existencia de un estado palestino a nivel mundial. Las condiciones de vida allí son bastante difíciles para los palestinos. No sólo por los obstáculos que coloca el estado israelí para la libertad de movimientos de la población palestina, sino también por la poca predisposición de los otros países de la región involucrados en ayudar efectivamente al desarrollo social de sus hermanos árabes.

Es en la ocupación que está el nudo del problema. Particularmente en esas tentativas israelíes de anexión completa de esos territorios ocupados, junto a la ideología religiosa de los fundamentalistas de uno y otro lado ("si dios nos dió esta tierra, por qué se la vamos a dejar a los otros?"), que le ha dado mucho espacio al terrorismo. Luego de muchas idas y vueltas existe un consenso, tanto entre israelíes como palestinos, de la necesidad de aceptar una convivencia. Tanto porque el terrorismo achica la cancha política, y deja sólo espacio a venganzas y retaliaciones en una espiral que nunca puede acabar. Son pueblos vecinos, que por fuerza tienen que encontrar una forma de convivir. Cada uno de los actos violentos allí, significan el luto, el miedo y la desesperación para familias palestinas e israelíes.

Por eso creo que es importante dar espacio a quienes pelean por la paz, no por la venganza. No hay causas que valgan la vida de chicos, de uno y otro lado. Por eso es que creo que ha sido muy saludable la política de Canal 7 de no dar espacio a más declaraciones guerreristas ni chicanas políticas, y si, por ejemplo, pasar el documental "Promesas", donde se puede ver qué piensan uno sobre el otro pueblo, chicos palestinos e israelíes. Y no hacer como el Página, que cortó la declaración de Barenboim al respecto de este conflicto, en su edición del 4 de enero, para mostrarlo más antiisraelí. La declaración entera (la misma) se puede leer en el Miradas al Sur del mismo día.

Para entender un poquito más lo de Gaza, sugiero leer ésto o ésto (Me reconcilié con Miradas al Sur, Anguita puede dormir tranquilo ahora)

11 comentarios:

Comandante Cansado dijo...

Buen post, muchachos.

Anónimo dijo...

El Argentino es un diario muy malo pagado por el gobierno y la industria de ls prostitución y Spolski defiende a Israel obviamente ...

Vincent Vega dijo...

Gracias, Comandante!

Anónimo: Preferimos los comentarios firmados, al menos con seudónimo. Es que sino, en la Internacional Sionista no me los reciben, viste? A pesar de que tu comentario corrobora lo que digo, me pregunto por qué el diario de Tiffenberg, Verbitsky, Sokolowicz y Gelman es tan antiisraelí.

Eva Row dijo...

Vincent, es verdad mucho de lo que decís, pero el problema de dos nunca es culpa de uno solo. Y siempre la solución del problema de dos, está en manos del más fuerte.

La solución no es la guerra, porque no tiene fin, parece que el destino de Israel es seguir matando palestinos hasta que no sobreviva el último, y después vendrán sus vengadores.

Ellos no se darán por vencidos porque ya están vencidos, no les cuesta nada tirar varios tiros de vez en cuando y enfurecer al león, total las vidas de todos los palestinos no están en manos de nadie, nadie es su guardián.

Pero peor que eso, utilizan y utilizarán cada vez más a los palestinos, Irán por ejemplo, para darles armas contra Israel, para que peleen su guerra contra el Occidente que disputa la hegemonía en el mundo.

La llave de la solución o la tienen los israelíes o no la tiene nadie. Y el final de esta historia es una masacre palestina sin ninguna honra para los israelíes.

La vida de los israelíes no puede estar signada por la guerra y el militarismo. Eso es la total desvirtuación del origen cultural hebraico que tienen los israelíes. Si ese es su destino, acá se cortó la historia. Ponemos fin a dos mil años de una cultura pacífica e introspectiva, filosófica y humanística, para dar lugar a una cultura heróica, de exaltación de los cuerpos y la sensualidad. La grecia antigua guerrera, la espartana más que la ateniense, revivirá en la estirpe de los profetas, qué vuelta absurda de la historia. Final patético.

Nada más ajeno al pueblo perseguido y humilde que se forjó en la diáspora. Nada más ajeno a nuestros hermanos sepultados en los suelos europeos por el Tercer Reich.

Las acciones de un gobierno de un Estado no tienen por qué ser defendidas a ultranza identificando una crítica de oposición natural en un sistema democrático con el ataque a la supervivencia de los ciudadanos.

Un gobierno es un gobierno, tampoco el gobierno de Israel debe ser defendido exageradamente como es exageradamente atacado por sus enemigos como vos mismo decís.

No defiendas al gobierno de Israel sea cual fuere. Puede haber uno mejor. Puede ser que el próximo gobierno cambie las cosas y encuentre la vía para recuperar la vía de conversaciones de paz.

No te olvides que a Rabin lo mató un judío israelí religioso, no fue un palestino el que interrumpió las conversaciones. Y nadie cuenta ni se quiere acordarse, que ese asesino de Rabin responde a una acción seguramente ordenada y organizada por el sector que está interesado en la guerra, y está metido profundamente en la vida israelí, horadando su esencia y su naturaleza.

Vos y yo, como judíos o no judíos que queremos la paz, debemos gritar más fuerte, no importa si exageramos, contra la guerra, porque es la única oportunidad que queda de que en las elecciones de febrero ganen los pacifistas en Israel.

Esta noche está Barenboim en TN, escucharlo es esclarecerse. La seguimos.

Comandante Cansado dijo...

Lo que pasa, Eva, es que también hay que pensar en qué posibilidades tiene Israel; si al "eso que hacen está mal" no agregamos "mejor sería hacer esto (x cosa)" tampoco salimos del problema. Las apelaciones a la cultura milenaria yo las dejaría de lado: Israel se construyó sobre el mito del "homus hebraicus", liberado de la decadencia (esto es discurso referido, aclaro por las dudas) de la "galut". Los isarelíes no quieren saber nada con esa cultura de la diáspora, el sionismo pretendía "lavar" el exilio.

Hay que convencer a los israelíes (y a los palestinos también, ya que estamos) de que esta dialéctica guerrera no le conviene a nadie. Yo no soy nadie para hablar de estrategia militar, pero notablemente en el único libro que leí al respecto, el Bin Fa (el Arte de la Guerra de Sun Tzu; cuando descubrí ese libro me fasciné y me fui comprando ediciones y traducciones cada vez mejores y regalando la versión anterior con mis garabatos al margen a los amigos :) ), se ve claro cuál es increíble y básico error que cometen los militares y los gobiernos israelíes en general: lo peor que podés es arrinconar a tu enemigo, porque si siente que no tiene salida peleará hasta el final. Siempre, siempre, hay que dejarle una opción. En el caso concreto de una batalla, eso implica dejarle una vía de escape; en el caso del conflicto israelí-palestino, implicaría hacer sentir a los palestinos que tienen otra opción mejor que el combate absoluto del Hamas y otras facciones.

Cálidos saludos.

Vincent Vega dijo...

Gracias Eva y Comandante, qué bueno poder pensar en conjunto.

Eva: no busco ni quiero defender al gobierno de Israel, sólo que se entienda que se trata de un país como cualquier otro. Creo que todo estado o país se conforma por aspiraciones y sueños de los pueblos, mezclado con otros ingredientes, codicia, burguesías que se piensan salvadoras de la patria, etc. En ese camino, que creo que todos los países recorrieron, acaban cometiendo injusticias y actos de barbarie. Son los "muertos en el placard", que todo país tiene en su historia. Israel lo tiene, como es obvio, con el tratamiento dado a los palestinos, particularmente los de los territorios ocupados. Y como el proto-estado palestino comienza a tener (asesinatos y torturas a opositores, golpes de estado).

Me da la impresión que en Israel pesa mucho el miedo, por sobre todo. Eso es lo que da, en un estado democrático como el israelí, espacio a las opciones drásticas y con bastante desconsideración del Otro, los palestinos.

Comandante: muy acertada su comentario sobre el homus israelis, y la visión de los políticos israelíes.

De todas maneras soy optimista, Egipto parece decidido a ocupar un espacio mayor en la polìtica palestina, y el Fatah a recuperar espacios. Creo que a pesar de todo, Livni entiende que hay que cambiar el rumbo.

Eva Row dijo...

Comandante Cansado,

¨¿Y si no hubiera ninguna otra posibilidad que exterminar a los palestinos hasta el último? Porque cada represalia fortalece la posición de Hamas. Si quedan cuatro vivos, van a ser de Hamas ¿Significa que Israel cree que va a terminar con Hamas o con los palestinos continuando con las represalias?

Ahora vos querés que yo aporte la solución. Bueno, te la aporto: Rabin, que había hecho la guerra contra los árabes desde el inicio de las guerras, que era MILITAR, se dio cuenta que ésto así no va, que no podía seguir poniendo hijos a la escuela de guerra, que ésto no es vida para nadie, iba en conversaciones muy fructíferas con Arafat vivo.

¿Quién lo mató a Rabin CCansado? ¿Un palestino? ¿Por qué no me seguís por esa honda?

Mientras el partido religioso esté integrando el gobierno de Israel estamos fritos.

La solución es volver al partido de la paz.

La solución es votar pacifistas, no milicos al servicio de la idea guerrera, porque eso destruye a todos, no sirve.

Una buena propuesta de paz, ahora que está Obama.

Pero no interrumpirla aunque Hamas dispare contra los israelíes.

Llevar las conversaciones de paz hasta el final.

Hasta dejar los límites de las fronteras ajustadas. Aunque arrecien las balas de Hamas.

Te puedo asegurar que con el embajador de Palestina Akel, el anterior a éste, hicimos un cálculo (en realidad yo lo obligué a hacerlo, lo hicimos sentados en una mesa de café en la Biela, éramos cuatro: nada menos que el presidente de la Liga Árabe, Akel, mi marido y yo), el cálculo que le obligué a hacer es ver cuántos israelíes se habían ABSTENIDO de votar desde que mataron a Rabin. Los datos están. Entre los que se abstuvieron y los que votaron una posición moderna no militar en el tratamiento del conflicto, son cerca del 50 por ciento.

Ahora, vos y yo, que desde afuera no podemos ayudar demasiado, tenemos que condenar sin miramientos a los que se alzaron con el gobierno de Israel gracias a un asesinato, el de Rabin, imponiendo su política de exterminio de los palestinos.

No importa que te duela reconcerlo.Hacé el esfuerzo. Te estoy dando argumentos de que la política militarista de represalias no sólo NO ES la solución sino que es contraproducente, y lo único que es para todo el mundo civilizado, es una política de exterminio.

NO ES UNA POLÌTICA DE DEFENSA.
NO LA DEFIENDAS.
VOS SOS MUCHO MEJOR QUE ALGUIEN QUE DEFIENDE UN ERROR MAYÚSCULO.
CAMBIÁ DE FORMA DE PENSAR
AYUDÁ A LOS ISRAELÍES A SACARSE LA LACRA DEL GOBIERNO
MANIFESTATE CONTRA EL MILITARISMO.
ESO YA FUE
YA NO SIRVE MÁS

Con todo el cariño de mi ser judío, que se nutrió de las mejores ideas humanistas, desde el judaísmo, te pido que reflexiones. El hombre nuevo que nació en Israel para olvidar el judío de la diáspora, está resultando un mal destino para la parte del pueblo judío que quedó en ese territorio, tirado por las potencias imperiales, para pelearles el conflicto de Occidente contra el mundo musulmán.

Ayer lo dijo Barenboim, no caigamos en la trampa, que ellos peleen sus guerras poniendo la cara.

Kishn dir mitn hartz.

Comandante Cansado dijo...

Eva, no entiendo muy bien qué es lo que pensás que digo, ni por qué hablás de justificación (estoy de acuerdo con lo que dice Vincent en su comentario). Yo digo que hay que convencer a los israelíes diciéndoles que la guerra no les conviene, más que hablándoles de cultura milenaria. Eso es todo. No sé bien qué te hizo pensar que decía otra cosa.

Cariños.

Gal- dijo...

Muy buen post
Gal

Anónimo dijo...

Judio puto dejen de masacrar palestinos!!! dejen de ser tan hijos de puta

Vincent Vega dijo...

Anónimo: ya dijimos que nos gusta la gente que firma. Los insultos muestran la calaña de los que, como vos, no son más que una bandita de fachos cobardes.