viernes, 8 de febrero de 2013

Cristina y el acuerdo con Irán: otro golazo de la diplomacia K



Podés ver aquí la versión online


Newsletter de CFKArgentina

FEBRERO
08
2013
Mensaje al Pueblo Argentino
Envío al Parlamento Nacional del Memorándum de Entendimiento que hemos celebrado entre la República Argentina y la República Islámica de Irán, con motivo de temas vinculados al atentado perpetrado, el 18 de julio de 1994, contra la sede de la AMIA, en nuestro país.


Creo que hemos dado un paso muy importante en destrabar una causa que estaba absolutamente inmovilizada.

El Memorándum de Entendimiento con Irán establece la conformación de una comisión de cinco juristas internacionales prestigiosos, que no pueden ser ni argentinos ni iraníes, cuyo dictamen no es vinculante para las partes porque se sigue respetando la legislación de ambos países, por lo tanto la Justicia argentina no va a ser obstruida y mucho menos va a renunciar a la soberanía y las autoridades judiciales argentinas podrán ir a Teherán a interrogar a todos los acusados, en presencia de juristas internacionales, cuyo objetivo es asegurar el debido y legal proceso, principio fundamental del Derecho Penal Occidental.

De lo que se trata aquí es de lograr Justicia, saber quiénes fueron los que perpetraron tan horrendo crimen y castigarlos, por eso este entendimiento.

Pero hay otras razones también de pura lógica, si en la causa los acusados son todos iraníes, si además en la causa el fiscal le imputa a Irán como Estado haber sido el autor intelectual del atentado contra la AMIA, si todos los recabados por INTERPOL, con orden de detención roja, son iraníes, con qué país quieren que negociemos. Con el único país que podemos negociar precisamente para lograr estas cosas es con Irán.

También se ha hablado de la cuestión económica, como si esto fuera una cuestión de que Argentina quiere tener relaciones económicas con Irán, comercio con Irán. Nunca se detuvo el comercio con Irán, los únicos años en que el comercio con Irán, sobre todo en materia de granos, estuvo detenido fue en el 2003 y 2004, y no fue por decisión de los empresarios argentinos, sino por boicot de Irán, a raíz de la causa AMIA.

Finalmente, y como ya lo había adelantado en el año 2012, tomar una decisión de esta naturaleza excede- a mi criterio - las facultades de esta Presidenta, más allá de que la Constitución le asigne facultades suficientes para representar las relaciones exteriores, de la República Argentina. Por eso quise que este Memorándum de Entendimiento tuviera el nivel de acuerdo, de tratado y fuera remitido para su control y su aceptación o no por parte del Parlamento Argentino.

Esta Presidenta tiene un gran compromiso con la causa AMIA porque, en soledad, me tocó debatir, discutir en el seno de la Comisión muy duramente y sin que trascendiera a la prensa, porque si algo tenía en claro es que era algo tan delicado, algo tan terrible que no podía ser ni siquiera rozado con la mínima sospecha de politización o partidización de las cosas. Tal es así que el tercer informe, que se hace, yo lo firmo en disidencia total, aparte del resto, y denuncio de que en realidad se está convalidando una puesta en escena que había realizado el juez Galeano, y que esto finalmente iba a terminar muy mal. Desgraciadamente no me equivoqué.

Reflexiones que quiero compartir con todos los argentinos, con todas las argentinas y el compromiso de este Gobierno, que no es de ahora, es histórico por la memoria, por la verdad y por la justicia. Con esta convicción, con este sentido profundo, casi espiritual hacía quienes me conocen y saben todo lo que he luchado durante todos estos años por el esclarecimiento de este terrible atentado es que me dirijo hoy a toda la comunidad argentina para explicar el sentido de este envío. Y decir que en definitiva la última palabra – como siempre – la tendrá el Parlamento argentino porque soy absolutamente respetuosa de las decisiones que son las decisiones de las instituciones de la República.

Texto del discurso completo.



Creo que la atenta escucha, por decirlo de algún modo, que uno puede hacer de los discursos que se pronunciaron, que no fueron discursos, fueron realmente convicciones muy profundas respecto de la lucha contra el terrorismo y respeto de la lucha por la memoria, por la verdad y por la justicia, por los derechos humanos y por la paz, que son estructuras fundantes de este proyecto político.

Cristina