sábado, 28 de diciembre de 2013

Habrá que esperar a que mueran unas docenas de viejos por la falta de luz?

Para que el gobierno haga esto?



Gerardo Fernández hace un buen análisis

Encima, los militantes pelotudos que me hacen acordar a la Coordinadora Radical de los '80, justificando lo injustificable

viernes, 27 de diciembre de 2013

Sobre los cortes de luz y el kirchnerismo

Un amigo del palo decía que el kirchnerismo se crea sus propios problemas. Dándole una mano a la clase media, la misma hizo lo que era esperable: salió a gastarse la guita en comprarse un auto y un aire acondicionado. O sea, creando la base de la crisis energética, el mayor consumo de naftas y electricidad.

Hace ya varios años que el problema se sucede, y la situación empieza a ser indignante. Una cosa es no conseguir nafta, la otra es no tener luz. No sirve decir que éste es el verano más tórrido desde hace medio siglo. No sirve porque el verano pasado no lo era, y sin embargo estuvimos varios días sin energía. Ergo, sin agua si uno vive en un edificio. Puede uno argumentar sobre la vida simple, pero lo concreto es que a nadie le gusta bajar su nivel de vida, y tener que bañarse a tachito a la luz de una vela dos días seguidos es como estar de vacaciones, pero en una villa. Para un adulto mayor que vive en un 8º piso la vida se transforma en una calamidad. Una familia con chicos tendrá que hacer malabares para mantener la limpieza. Tener que tirar todo lo perecedero que se te pudrió es también indignante. Si lo es para uno, imagínense para el dueño de una rotisería o un mercadito. Así ocurre en diciembre, enero y febrero. Así es difícil conseguir votos.

Las excusas del gobierno son piantavotos. Decir que las empresas tienen que cumplir es una obviedad. Llegar con una multa después tampoco, a esta altura, arregla las cosas. Sugerir que el servicio debiera pasar a manos de los municipios es una insensatez, como fue lo de los subtes. Sabemos que mejoró mucho la capacidad instalada de generación de energía, y en ese sentido no hay apuros, porque las cosas se han hecho bien a ese nivel. Pero el problema viene por abajo, y la solución a esta altura es la renacionalización. Consenso para esto es lo que sobra, por lo que no se entiende la vacilación que existe todavía a este respecto. Las empresas del ramo (EDESUR y EDENOR) no son mucho más que oficinas de tercerización, por lo que no hay demasiado para perder en este sentido. Tampoco en el costo, porque justamente a la operación hay que sumarle el lucro de las mismas.

El kirchnerismo, a pesar de lo que muchos digan y crean, no es estatista, y creo que a veces roza el liberalismo en este sentido. Cristina dijo que estatizaban Aerolíneas para ordenarla y volverla al sector privado. La historia terminó siendo otra. Y, también en el estilo MarmiKoK, deja que el problema estalle para buscar la solución. Pasó con YPF, pasó con los ferrocarriles. Qué más hace falta para nacionalizar a estas empresas? Si es por los posibles reclamos del CIADI, al menos sería bueno que esto fuera explicitado, y hacer como hizo Néstor con la Corte Suprema. Un discurso donde se diga la situación y se denuncie el chantaje. Al menos, para que los ciudadanos cansados de tener que estar a oscuras sientan que el gobierno cuida de ellos.

lunes, 23 de diciembre de 2013

El ... de Lucas Carrasco

Varias veces nos ocupamos de nuestro bloguero maldito, bancándolo y puteándolo. Mucho de lo primero, algo de lo segundo. Desde hace tiempo que nos habíamos aburrido de sus diatribas de loco malo, que ya provenían una caricatura de si mismo. A veces nos prendíamos con su buena lista de lecturas.
Pero hoy, al pedo porque decretaron un montón de asuetos y nos dejaron colgados de la palmera con un montón de trámites, nos apropicuamos a su blog. Leímos esta entrada.

Uno no quiere insultarlo, pero nos tocó por dentro, como sus buenos textos de siempre. En Colombia la gente dice "malparido", aquí HdP. Pero no por "mentarle la madre", sino por lo que nos mueve dentro...

Antares no sé, pero a mi me queda concordar con Udi, que dice que la lectura de Lucas lo divierte. Y nos conmueve.

sábado, 7 de diciembre de 2013

Mandela, un lider grandísimo, un Moisés del pueblo sudafricano

Nelson Mandela falleció, y ahora que muchos le cantan loas como si fuera una especie de Mahatma Gandhi, es bueno recordar que primero que todo fue el lider del pueblo sudafricano como un todo. Luchó no sólo contra el apartheid sino por una Sudáfrica para todos. Como se sabe, las fronteras de casi todos los países del mundo fueron definidas por los imperios dominantes, y Sudáfrica no era la excepción. Fue una tierra de encuentros y mezclas. Los colonialistas ingleses y los colonizadores bóers luchando entre si y también aliándose y combatiendo a los zulúes, que también eran recién llegados a una tierra habitada por otros grupos, entre ellos los xhosa (pronúnciese "kosa", haciendo un chasquido con la lengua al pronunciar la xh). Mandela era de esa etnia, y de familia noble. Y de formación marxista. Combatió no sólo a los racistas blancos cuanto a los racistas negros, que eran bancados por el régimen, a cambio del control político de los bantustanes (por ejemplo el Transkei)
Junto a otros revolucionarios encaró la militancia por un país para todos,lo que lo llevó a formar un grupo guerrillero de apoyo, el Umjonto we ziswe (la Lanza de la Nación). Su himno de combate es el Umshimi wami (Traeme la ametralladora).

En este video se lo ve a Jacob Zuma, el presidente de Sudáfrica, cantando este himno en una convención del partido




Aquí Luis Bruchstein hace una buena semblanza. Me queda por decir que fue prácticamente el único gran líder que tuvo la sagacidad de largar el poder político cuando estaba a tiempo, dando espacio a la consolidación de su partido y de la promoción de nuevos dirigentes.

Para terminar, Gandhi vivió y trabajó como abogado en Durban, y en una parte de su vida se fue con un amigo (judío) a una chacra, para vivir en comunidad. Un verdadero antecesor del hipismo!

Civilización o Barbieri!

Posición de Unidos y Organizados ante la Asamblea Universitaria congregada para elegir al nuevo rector de la UBA

Discurso

========

Mi nombre es Sebastián Rey y represento a la minoría de graduados de la Facultad de Derecho que forma parte del Frente Unidos y Organizados, desde donde apoyamos la candidatura a Rector de Federico Schuster.

Brevemente haré referencia a dos cuestiones que consideramos deberían ser discutidas por esta Asamblea Universitaria: qué proyecto de universidad quiere cada candidato a Rector y democratización de la Universidad, cuestión que otras Universidades Nacionales están discutiendo y llevando adelante y la UBA se resiste.

El candidato a rector Alberto Barbieri, actual vicerrector y decano de la Facultad de Cs. Económicas, implica la continuidad del statu quo de la UBA expresado en un modelo que promueve la privatización de las facultades como prestadoras de servicios y no como productoras de conocimientos con un fin que trascienda los intereses individuales. Nada indica que su gestión en el rectorado sea diferente de lo que hizo en Económicas, donde desarrolló una política eufemísticamente llamada de “generación de recursos propios”, que consiste en financiarse a partir de actividades comerciales privadas. Paradójicamente esta es la idea de autonomía universitaria que propone desde la década del 90 hasta la actualidad el Banco Mundial. A nadie en esta Asamblea parece hacerle ruido esta contradicción.

De este modo, mediante el arancelamiento de cursos, la quita de contenidos de los planes de estudios para ofrecerlos en posgrados pagos, el manejo de contratos de pasantías precarizadas a los estudiantes y convenios con el Banco Santander Río (que tiene cajeros dentro de Facultades como Económicas y Derecho), la Universidad gestionada por Barbieri se ha convertido en un espacio de negocios para privados, atentando contra su carácter público.

Como organización del campo nacional y popular, entendemos que la universidad debe tener un rol social activo, en el que se garantice el acceso y la permanencia de las clases populares y que apunte a la formación de profesionales con pensamiento crítico al servicio de las necesidades del pueblo que la sostiene. La investigación universitaria no puede estar dirigida únicamente a saciar las vanidades personales de los profesores universitarios. Es imprescindible que la Universidad busque soluciones a los problemas actuales del pueblo argentino y, en especial, de los menos favorecidos en lugar de relacionarse con las grandes corporaciones y empresas.

Por otra parte, el candidato Barbieri no se ha manifestado en relación con la democratización de los órganos de gobierno y su apertura a la sociedad. Compartimos muchos de los reclamos de los estudiantes de la izquierda orgánica que se retiraron de la Asamblea.

Actualmente, la máxima autoridad de nuestra universidad es definida por sólo 236 personas lo que determina una elección profundamente antidemocrática para una institución que nuclea a más de 300.000 personas entre estudiantes, docentes, graduados y no docentes.

Por otra parte, en la Asamblea Universitaria, existe una subrepresentación del conjunto de los docentes de la universidad, donde los profesores regulares tienen el 52% del total de los votos, dejando sin voz a los miles de auxiliares docentes, JTPs y profesores interinos que en una proporción mucho menor pueden integrar el claustro de graduados. Como si esto fuera poco, el estatuto universitario no contempla la participación de los trabajadores no docentes cuya integración con voz y voto al gobierno de la UBA resulta impostergable.

Asimismo, se debe poner en crisis la interpretación que desde la UBA se ha dado al principio constitucional de autonomía universitaria. ¿Autonomía con respecto a quién? ¿Al Poder Ejecutivo y al Legislativo? Seamos sinceros y reconozcamos que acá hay radicales, peronistas, socialistas y partidos de izquierda que sostienen las ideas de sus partidos. Es decir, no se busca una autonomía de los partidos políticos sino del pueblo. La universidad pide fondos al estado pero luego no le rinde cuentas de lo que hace con ellos, porque el acierto o desacierto de sus decisiones es únicamente refrendado por la propia comunidad académica. Es decir, 40 millones de argentinos y argentinas la financian para que 13 decanos y 1 rector decidan cuál va a ser el modelo de universidad que el país necesita.

En esta última década, el proyecto nacional y popular ha impulsado grandes debates que los argentinos nos merecíamos pero nadie se animaba a iniciar para no enfrentarse a las corporaciones. Se ampliaron las voces a través de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.Se abrió el debate hacia la democratización dela justicia. Estamos convencidos de que llegó el momento de iniciar una discusión en serio sobre la democratización de las Universidades Nacionales.

Queremos poner en discusión la representación e integración de los Consejos Directivos, Consejo Superior y la elección de Decanos y Rector.

Estamos dispuestos a iniciar un debate sin prejuicios y analizar las diferentes y variadas experiencias que existen a nivel nacional e internacional en cuanto a la designación de las autoridades de universidades estatales, que van desde la elección por voto directo de la comunidad universitaria y el voto ponderado de los claustros hasta la designación por voto popular.

Por eso impulsamos la convocatoria a Asamblea Universitaria para discutir este y todos los demás temas que el Estatuto de la UBA requiera se modifiquen, en los términos del artículo 90 inciso b, es decir, con la sola firma de 79 asambleístas. Ya tenemos la firma de 50. Convocamos a los estudiantes y graduados de la izquierda que se ha retirado de la Sesión pidiendo la reforma del estatuto que acompañen con su firma y también a quienes apoyan la candidatura de Barbieri pero consideran que la Universidad merece darse esta discusión de cara al pueblo.

Porque consideramos que solo alguien con un profundo sentido democrático y pluralista puede conducir a la UBA durante los tiempos de debate que se avecinan es que proponernos a Federico Schuster como Rector.

Muchas gracias,